Buscar

3 errores comunes que las organizaciones cometen con sus empleados

Adriana Cárdenas

Dos jefas hablando con una empleada

¿Qué tanta importancia le damos a nuestros colaboradores internos?, ¿puedes pensar en ejemplos concretos a tu respuesta? Si esta pregunta te hace a dudar o a pensar demasiado, valdría la pena analizar por qué. Como organizaciones al servicio de la comunidad es fácil olvidarnos de quién se queda en casa, aunque no lo hagamos intencionalmente. Esto no solo puede perjudicar la labor de tu organización, sino la vida y expectativas de tu capital humano.

Las siguientes claves más que errores son alertas sobre los detalles o creencias que pueden limitarnos como organización y cómo un cambio de perspectiva, puede ayudarnos a crear organizaciones más integrales.

1. La comunicación externa es más importante que la comunicación interna

Hablamos tanto de la importancia de comunicar, que a veces centramos demasiado esfuerzo en la comunicación con nuestros donantes, voluntarios, población beneficiada y comunidad en general y nos olvidamos que también tenemos una comunidad interna, que merece igual atención que el resto de nuestras audiencias. Nuestros empleados son voceros de nuestra organización y la base que sostiene los proyectos que se llevan a cabo. La manera en cómo se sientan, piensen e interactúen marca la diferencia, tanto en su trabajo diario y vida personal como en la imagen de la organización.

Una buena comunicación interna nos exige el mismo proceso estratégico y de ejecución que una comunicación externa. Aunque sus vías de comunicación y tácticas dependan del tamaño y recursos de la organización, la clave debe ser siempre la misma: mantener una comunicación activa y abierta con tus colaboradores que permita entender sus necesidades, inquietudes y puntos de vista.

2. Se preocupan por dar soporte a comunidades externas, pero se olvidan de su capital humano

Tus colaboradores necesitan sentir que pueden contar con la organización en la que trabajan, esto no quiere decir que la ayuda sea meramente económica. Muchas organizaciones y empresas sobresaturan de trabajo a sus empleados, olvidando que ellos y ellas son también seres humanos. El trabajo sin importar que sea en empresas o en organizaciones sociales debe respetar el tiempo libre de sus empleados. Respetar significa no inculcar u obligar a que tu equipo entero trabaje 27/7 ya sea respondiendo correos o trabajando en proyectos. Si bien, es importante contar con un equipo comprometido, la organización debe preocuparse también por el bienestar emocional de sus colaboradores. Al final, el equipo interno es el activo más importante que posee cualquier organización.

Las ONG somos bastante creativas para encontrar recursos y crear programas, ¿qué tal si moviésemos esa creatividad e innovación internamente? Piensa en cómo tu organización podría dar más apoyo a sus empleados. Te sorprenderán las ideas que poco necesitarán de recursos económicos para llevarse a acabo, pero que marcarán una gran diferencia.

3. Buscan colaboradores internos con la pasión por la misión pero sin las capacidades para el trabajo o vice versa

Existen organizaciones que quizás por miedo, desconocimiento, falta de recursos o proyección a largo plazo, no prestan atención a las características y habilidades específicas que sus colaboradores o empleados necesitan para desempeñar la función a su cargo, limitando el alcance de sus proyectos e iniciativas. Existe mucho miedo a 'pedir', sobre todo por parte de organizaciones pequeñas. Sin embargo, para avanzar se necesita de conocimiento especializado, ya sea de carácter voluntario o como empleado base.

También ocurre todo lo contrario, organizaciones que se focalizan demasiado en el conocimiento y experiencia y dejan de lado la importancia de contar con colaboradores apasionados y comprometidos con la misión de la organización. El compromiso innato, pasión por el trabajo social y el conocimiento en el área a servir son esenciales, sobre todo en organizaciones sociales y comunitarias, con recursos limitados y en constantes desafíos.

En conclusión:

Comunicación + suporte + pasión + conocimiento 

Son piezas claves para que desde la organización se creen ambientes plenos y agradables en donde cada uno de sus colaboradores pueda dar y recibir lo mejor de/para sí mismo. Dar y recibir debe ser recíproco, esto nos incluye a nosotros mismos como organizaciones.

Una labor hermosa de las ONG es el poder de cambiar vidas. ¡Que nunca se nos olviden las que se quedan en casa!

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.