Buscar

5 principios para escribir mensajes que cautiven a tu audiencia

Elena Martín

Máquina de escribir

El poeta Maya Angelou dijo na vez… “He aprendido que la gente olvida lo que dijiste, olvida lo que hiciste, pero nunca olvida cómo les hiciste sentir”

Si tenemos en cuenta esto, cuando comunicamos y queremos llegar a la gente, no importa tanto lo que decimos, sino cómo les hacemos sentir. Basado en esto, piensen cuántas veces al ponernos a escribir un boletín, un reclamo para atraer a gente a un evento, o una carta a nuestros donantes nos obsesionamos con lo que queremos transmitir, sin pensar demasiado en ¿qué necesita oir nuestro donante o voluntario?, ¿cómo necesita sentirse para activarse?.

Este artículo de Standford Social Innovation Review, nos ofrece excelentes consejos para comunicar de forma eficiente. Para los que estén interesados en estos temas y controlen un poco de inglés, es largo pero excelente. Para el resto, aquí van en modo píldora:

5 claves a tener en cuenta:

#1 Súmate a la comunidad

No llegues con un altavoz, contando sobre ti. No es lo que harías si llegas a un lugar donde hay gente y muchos no te conocen. Comienza teniendo conversaciones pequeñas, tanteando el lugar antes de alzar la voz.

El artículo señala como es mejor pensar en comunicar más como un regalo que haces a tu audiencia que como un megáfono desde el que les impones el mensaje. ¿Les ayuda a resolver alguno de sus problemas? ¿Conecta con la manera en la que ven el mundo y ofrece soluciones al ejecutar ciertas acciones? Si queremos que la gente se enganche y tome partido, tenemos que conectar con lo que a ellos les importa.

#2 Comunica no solo con imágenes visuales, sino imágenes verbales

Cuando hablamos de causas es fácil entrar en conceptos que son más bien abstractos. Por ejemplo, hablar de innovación, de justicia, de libertad… ¿qué significa exactamente?. ¿Y no puede ser que lo que para uno significa libertad, no sea lo mismo para otro?

Un buen ejercicio es que cuando escribamos o montemos una presentación, nos paremos a analizar si escuchándonos, somos capaces de dibujar una imagen visual concreta en nuestra cabeza. Si no, comencemos y tratemos de hacer eso.

#3 Evoca emoción con intenciones

Piensa en qué es lo que quieres conseguir que la gente haga, y cómo se van a sentir si lo hicieran. A partir de ahí, piensa en qué historias les harían sentir de esa manera.

Pero cuidado si piensas que la gente debería sentirse culpable o responsable. Hay investigaciones que demuestran que la gente evita este tipo de información por tres razones: les hace sentir mal, les obliga a hacer algo que no quieren hacer o muestra una visión del mundo contraria a la que ellos tienen.

Si la gente es muy buena encontrando maneras de evadir aquello que le hace sentir mal, por el contrario, se siente atraída a aquellas hacia cosas que le provocan emociones placenteras. Juega con eso para conseguir comunicar y que se te escuche, en lugar de provocar el efecto contrario del que quieres crear.

#4 Crea llamadas a la acción específicas

La gente puede sentirse movida, pero si no encuentra la manera directa de actuar, puedes perderles. Para que esto no pase, hay que ser específico y hacerle ver cuál va a ser su impacto. No es lo mismo un botón que dice:

“Apoya la sostenibilidad medioambiental” que…

“Incrementa la cantidad de materiales que reciclas”

En el segundo caso el resultado y cómo tú puedes contribuir a él, es mucho más tangible y específico.

Entonces, no olvides revisar tu llamada a la acción y pregúntate, ¿estás pidiendo a quien te lee hacer algo específico que ellos valoran, que les conecta con una causa y que saben cómo hacer?. Evita vaguedades o palabras muy generales.

#5 Cuenta mejores historias

Las personas tienen más capacidad de recordar algo si pueden asociarlo a una historia.

¿Qué tipo de historias estás contando? ¿Tienen tus historias un inicio, un cuerpo y un final? Si esto no está pasando, no estás contando una historia, estás compartiendo un mensaje. ¿De qué cosas se puede dar cuenta la gente cuando lea esta historia? ¿Son tus historias lo suficientemente interesantes que merecen ser escuchadas? No dejes de preguntarte todo esto si quieres contar buenas historias que de verdad, capten la atención.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.