Idealist logo
idealist

Menú

pin icon
pin icon
Publica una Oportunidad
circle-add icon
Añade tu Organización
Idealist logo
idealist

Buscar

Idealist logo
idealist
social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon

Economía Informal: el reto de una economía más incluyente

Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

Foto de un mercado típico en Latinoamérica

No cabe duda que las recesiones y crisis mundiales han dejado huella. Prueba de ello es el surgimiento de alternativas como la economía informal, en algunos países y desde hace tiempo casi una segunda economía de subsistencia para miles de personas y familias que por la falta de oportunidades laborales viven “del día a día”.

Se considera economía informal toda actividad económica fuera de los sistemas legales de regulación. Existen dos visiones diferentes a la hora de definirla:

  1. Visión legal: Aunque en su mayoría las actividades informales no violan la ley (vender comida, ropa, etc) son consideradas marginales e ilegales por no estar reguladas por un ente legal.
  2. Visión Económica: Sugiere que esta economía es producto de la falta de oportunidades por parte del sistema económico regular.

Algunas actividades económicas informales son:

  • Ventas ambulantes: vendedores de alimentos comestibles, ropa, accesorios, etc
  • Empleos no declarados como empleadas del servicio, niñeras entre otros
  • Lustradores de zapatos
  • Entretenimiento en las paradas de los semaforos: usualmente se hace uso de marionetas, piruetas, etc

Según la Organización Internacional del Trabajo OIT, la economía informal genera entre la mitad y las tres cuartas partes de todo el empleo no agrícola en los países en desarrollo. En Latinoamérica las estadísticas oficiales indican que la participación de la economía informal en la fuerza laboral no agrícola llega a sobrepasar el 50%. Para contrarestar estos índices, según la OIT, se deben generar alrededor de 40.000 nuevos empleos para el 2020.

Y aunque esta economía ha surgido como respuesta a la necesidad de supervivencia, es muchas veces preocupante por la falta de estabilidad para quienes trabajan en este sector.

Algunas dificultades que se presentan son: 

  • Falta de protección en casos como el no pago de salarios, extra tiempo, etc.
  • Despidos sin aviso ni compensación
  • Condiciones de trabajo inseguras
  • Ausencia de beneficios como las pensiones, el reposo por enfermedad o el seguro de salud.

En definitiva, la economía informal no se puede ocultar, esta allí y sigue creciendo. En un mundo que avanza cada vez más deprisa, este reto se suma a las agendas de las instituciones públicas y privadas. Desde aquí defendemos y difundimos ideas que tengan que ver con sistemas económicos donde cada vez veamos más a las personas como prioridad. En este sentido esperamos ver más y más, cómo la economía informal es poco a poco sustituida por nuevas fórmulas que tengan más en cuenta la dignidad de las personas, como es el caso de la propuesta de Christian Felber y su “Economía del bien común“.

¿Qué opinión te merece la economía informal? ¿Eres optimista o pesimista con respecto a cómo será la economía y su interacción con las personas en un futuro?

Si te interesó este artículo, no dejes de leer “Economía roja, verde y azul: ¿En qué lado estás?

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon
Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.