Buscar

¿Están las escuelas matando la creatividad?

Adriana Cárdenas

Dos niños disfrazados con traje y corbata. Uno con una olla en la cabeza simulando un científico y el otro escribiendo como un oficinista.

¿Cuándo fue la última vez que pensaste que cualquier cosa puede ser posible? Muchos niños y niñas piensan así, gracias a su extraordinaria capacidad para crear e innovar. Sin embargo, muchos de ellos pierden esta habilidad al convertirse en adultos, ¿por qué?.

Aunque pasamos casi la mitad de nuestra niñez y adolescencia en aulas de clase gestando nuestras bases para el futuro, las escuelas y programas educativos que usamos la mayoría de nosotros limitan nuestra habilidad de creación y capacidad para pensar autónomamente. Según Ken Robinson, asesor internacional en educación, el modelo educativo actual no trata a la creatividad con el mismo respeto que otras asignaturas como la literatura y las matemáticas.

Como resultado, vemos sistemas de educación que aíslan la creatividad y la innovación de las aulas de clase. Según Robinson, esto se debe a que utilizamos un sistema educativo diseñado en el siglo XIX y el cuál fue creado para suplir las necesidades de la industrialización en su momento, pero con demandas muy diferentes a las que enfrentamos hoy en día.

Modelo tradicional 

Aunque cada país y región puede tener sus particularidades, el sistema educativo global tiene similitudes, algunas te pueden llegar a parecer familiares:

  • Su estructura física es lineal por ejemplo los pupitres se encuentran alineados y el profesor siempre se encuentra en frente de su auditorio.
  • Los exámenes pregunta y respuesta, generalmente llamados ‘exámenes de memoria’, predominan en la evaluación del proceso de aprendizaje del alumno.
  • Equivocarse o fallar no se se incentiva o premia.
  • La educación se centra en asignaturas como la matemática, las ciencias y literatura, dejando las artes y asignaturas sociales relegadas a un nivel inferior.

Nuevos enfoques educativos

Muchos aseguran que el modelo tradicional ha ocasionado que alumnos muy inteligentes piensen que no lo son porque no respondieron a un sistema que no estaba diseñado para sus capacidades y habilidades. Es por ello, que con la finalidad de aceptar las diferencias e incentivar una cultura innovadora, muchas escuelas están transformando la forma en como enseñan y se relacionan con sus alumnos. Para muchas de ellas el enfoque es una educación integral pensada en los desafíos del presente.

Estas son algunas de sus características:

  • La relación y colaboración con compañeros de clase es clave – se crea conocimiento en comunidad, por lo que este no es lineal.
  • Se presta especial atención a los puntos de vista individuales, a la imaginación y reflexión – entienden el cambio y premian la iniciativa, nuevas hipótesis y nuevas maneras de ver las cosas.
  • Tienen visión – piensan en el futuro y por ello prestan especial énfasis en la relación con el otro, lo que entendemos por empatía y la resolución de problemas/conflictos.
  • El profesor es un guía y un apoyo – el profesor no es visto como el dueño de la verdad absoluta, al contrario, es el intermediario y facilitador del proceso de aprendizaje.
  • Ofrecen espacios extracurriculares – los intereses individuales en otras asignaturas priman así como el talento y apreciación por el arte.
  • El sistema no se centra en la calificación sino en el proceso – el resultado de una prueba no asegura si un alumno a aprendido o no, estas escuelas evalúan el proceso, tomando en cuenta otros aspectos como la socialización, interpretación y soluciones alternas.
  • Ven a los alumnos como personas integrales – los alumnos no son maquinas pensantes, son seres humanos con capacidades emocionales tan importantes como la academia.
  • Los padres son partícipes del desarrollo, aprendizaje y motivación de sus hijos – la escuela complementa el proceso de educación, y por tanto no puede ser indiferente a la vida del alumno.

Estos cambios, han permitido resultados realmente sorprendentes en las aulas, un ejemplo de ello es el sistema educativo de Finlandia, conocido por tener uno de los mejores sistemas educativos a nivel mundial gracias a un sistema pensando en la motivación del estudiante, la equidad social y el no rivalizar ni competir por una calificación.

Pero para no irnos tan lejos, en España, también se están viendo cambios, varias escuelas promueven aulas abiertas, con alumnos de diferentes edades y en donde la innovación es el ingrediente principal. Un ejemplo que vale la pena mencionar, es la escuela Sant Josep en Barcelona, en donde la felicidad de sus alumnos prima y es también la principal promotora del aprendizaje.

En Latinoamérica, tenemos el caso de la escuela de Educación Media Inclusiva en la Ciudad de Buenos Aires, en donde la educación se gestiona en la convivencia con las diferencias humanas. En esta escuela prima la escucha, el juego y el aprendizaje integral sin ninguna discriminación ni física ni intelectual.

Las escuelas son lugares de aprendizaje, en todos sus términos, tanto social como académico, muchas de ellas, lo tienen muy claro y ya están empezando a reinventar la educación, convirtiéndose en instituciones pensadas en el estudiante como ser integral. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, se están gestando cambios, y como en todo proceso de cambio, siempre se empieza por pequeñas semillas. ¿Crees que estos nuevos modelos educativos responden a los desafíos del presente? 

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.