Buscar

Fundación Equidad: reutilizando la tecnología y reduciendo la brecha digital

Adriana Cárdenas

Chico trabajando con aparatos electrónicos

En Latinoamérica se encuentran 6 de los 40 países que más residuos tecnológicos generan en el mundo. Solo en Argentina, por cada habitante se generan 7 kilos de residuos tecnológicos al año, en Chile, uno de los países de la región que más contaminan se llega casi a los 10 kilos por persona. Estas cifras no suenan nada alentadoras para el planeta. Sin embargo, existen organizaciones que trabajan para mejorarlas, como es el caso de la Fundación Equidad, una ONG Argentina que contribuye a reducir la contaminación tecnológica empoderando sectores sociales vulnerables, en los cuales promueve su integración social, educativa y laboral.

Desde el 2001, un año complicado para Argentina como lo dice Pamela Landini, encargada de Comunicación de la organización, “la brecha digital era un problema que comenzaba a nacer”, aunque no se hablaba con los mismo términos que utilizamos ahora, la organización empezó a andar su programa de reciclaje desde la perspectiva de lo que hoy conocemos como economía circular

Reutilizando la tecnología con Economía Circular

Desde esta perspectiva la fundación transforma computadoras en desuso en equipos listos para ser donados a escuelas y organizaciones en Argentina. Aunque se necesitan recibir cuatro computadoras para crear una, nada se desperdicia, los materiales restantes son entregados a cooperativas certificadas por la Ciudad de Buenos Aires las cuales se encargan de utilizar sus piezas para crear otros aparatos. “Cumplimos el doble objetivo de reducir la brecha digital y mitigar el impacto ambiental de los residuos electrónicos“, asegura Pamela.

Cualquier organización con sede en Argentina que cuente con un proyecto ya sea cultural, educativo, social o comunitario el cual necesite computadoras puede solicitarlas. Antes de la donación, dichas organizaciones deben comprometerse a devolver las computadoras cuando estas cumplan su vida útil, de este modo se asegura que no se produzcan más desechos y que las computadoras regresen al proceso para ser reutilizadas y así formar nuevas computadoras u otros aparatos electrónicos.

Hasta el momento 21.000 computadoras han sido recicladas, de las cuales 1.800 organizaciones y 1.635 escuelas han sido las beneficiadas desde que se creó la organización, todo con el objetivo, como bien lo especifica Pamela, “concientizar a la población y empresas que para lo que ellos es algo obsoleto es la llegada del futuro para muchas organizaciones en espacios vulnerables y una herramienta de trabajo muy fuerte. Una computadora es una semillita que da fruto en cada lugar“.

Reduciendo la brecha digital 

Otro de los pilares de la organización es la capacitación, hasta el momento se han capacitado alrededor de 7.000 alumnos con cursos de informática que permiten mejorar el acceso a las herramientas digitales y la inserción social y laboral de jóvenes y adultos. “Se capacitan 1.000 alumnos por año, mayores de 18 años, provenientes de sectores vulnerables, los talleres son gratuitos a través de un programa con la Ciudad de Buenos Aires”. También empresas particulares pueden apadrinar alumnos, proporcionando becas a jóvenes de escasos recursos o apadrinar un centro de formación.

“Personalmente me gusta mucho apadrinar alumnos porque se reconoce el trabajo de la organización social a una persona vulnerable y a través de esa valoración se puede brindar de manera gratuita. Para empezar a empoderar a estos sectores es necesario que otro sector pueda hacerse responsable de ello, hasta que ellos puedan hacerlo“, comenta Pamela.

La falta de acceso a la tecnología no es el único problema, también está su modo de uso. Vivimos en una era en la que se hace imprescindible saber usar una computadora, navegar en internet, entre otras cosas, esto posibilita o limita las posibilidades de ingresar al mercado laboral.

La gente piensa que brecha digital es no tener acceso pero hay que cambiar esa mirada porque muchas personas pueden tener acceso pero sin embargo no pueden utilizarlo de manera eficiente o transformar su calidad de vida. Allí está el desafío de la organización que la brecha digital es mas amplio de lo que se cree

Pamela

Estos son algunos ejemplos de cómo la articulación entre sectores bien orientada, nos ayuda avanzar más rápido. Si quieres conocer más a fondo la labor de la organización no olvides visitar su página en Idealist y su página web.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.