Idealist logo
idealist

Menú

pin icon
pin icon
Publica una Oportunidad
circle-add icon
Añade tu Organización
Idealist logo
idealist

Buscar

Idealist logo
idealist
social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon

Cómo la manera en que pensamos sobre las ONG, cambian (o no) el mundo

Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

A man's hand touches a small globe.

Las organizaciones sin fines de lucro nacen como respuesta a la falta de acción de lo gobiernos. Nacen de la necesidad de ver realidades diferentes, de mejorar la sociedad y los problemas que le aquejan. Sin embargo, vemos que el tercer sector en lugar de expanderse en términos de impacto, se mantiene o disminuye, ¿por qué?

Lo cierto es que las problemáticas que tratan son muy grandes y las organizaciones que trabajan en esos temas muy pequeñas. Sin embargo, según Dan Pallotta, emprendedor y activista humanitario, sus amplias misiones no es lo que les impide generar impacto a escala, sino por la mentalidad del sistema:

  1. El trabajo de las ONG solo se valora cuando la organización utiliza menos recursos para operar, pero no cuando a pesar de los recursos utilizados (financieros), se genera un impacto comprobable.
  2. En el sector con fines de lucro, entre más valor produzcas, más dinero generas. Sin embargo, en el sector social esto es mal visto. Se ve bien cuando una empresa que vende videojuegos violentos a niños genera dinero con ello y se premia con la publicidad en los medios, pero cuando una ONG quiere hacer dinero para funcionar y así curar niños con malaria, se la condena. Lo mismo pasa con la publicidad, si quien paga por ella es una empresa está bien visto, peo si quien lo hace es una ONG, no es sociablemente aceptable.
  3. Las ONG no pueden tomar riesgos para generar entrada de capital por lo que se les limita el rango de acción que podrían generar. Cuando se prohibe el fracaso, se mata la innovación y cuando esto sucede, los resultados son limitados, no se puede avanzar.
  4. Si una ONG recauda una gran cantidad de dinero, no puede administrarla libremente, debe gastarla en determinado tiempo, y si no lo hace, puede verse en graves aprietos. Así, muchas ONG prefieren no arriesgar su nombre y terminan yéndose por el camino “seguro”, lo que no contribuye a generar impacto a escala. Mientras las empresas siguen desarrollando su sector, el sector social no evoluciona a la misma velocidad.

Para cambiar el mundo debemos cambiar nuestra mentalidad sobre este tipo de temas. El llamado es para que la próxima vez que busquemos una organización con la que queremos contribuir, nuestro enfoque no sea cuánto del dinero recaudado irá a la administración sino qué tan grandes son sus sueños, cómo miden su progreso hacia ellos y qué recursos necesitan para hacerlos realidad.

Aunque está en inglés, la charla de Dan Pallotta tiene subtítulos en español. Para escucharla completa, haz clic aquí.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon
Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.