Buscar

¿Sensibilizar y pasar a la acción son lo mismo?

Adriana Cárdenas

mujer con un megáfono

Necesitamos alzar nuestras voces, denunciar, dar a conocer la realidad que afecta a personas en diferentes lugares del mundo… pero ¿qué pasa cuando nos concentramos tanto en difundir para concientizar, que no sabemos cómo traducir nuestra impotencia, tristeza, rabia o angustia en acciones positivas?

Tenemos bastantes días en el año en los que nos dedicamos a un tema en particular. El Día de toma de Conciencia del Abuso Sexual, Día Mundial contra el Cáncer, Día de la Cero Discriminación, Día Internacional de la Madre Tierra o el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, por nombrar algunos. ¡Existen días incluso dedicados al atún! Sí, al atún, el cual se celebra el 2 de mayo. En esos días solemos compartir información, fotos, testimonios, historias o a reaccionar virtualmente a través de un “me gusta“, enviar una carita triste o de asombro a través de redes sociales como Facebook. En conclusión, utilizamos esos días para recordar y no olvidar los problemas del mundo, lo que consideramos importante, pero… ¿ de qué nos sirve, si no traducimos esa frustración, tristeza y ganas de que las cosas sean diferentes, en acción?

Tanto para las organizaciones, en su afán por generar eco en la sociedad, como para las personas que se abruman con tanta información, puede ser realmente complicado mantener el ritmo y tomar acciones concretas. Y si a todos esos días del año le sumamos las campañas de sensibilización que organizaciones crean a diario, podemos decir que, hasta ahora, hemos puesto la mayor parte de nuestros esfuerzos en la difusión, pero quizás no tanto en el de la acción.

Organizaciones: 

Es normal que como organización queramos que la problemática por la que trabajamos llegue al ojo público y entre más personas sean conscientes de ello, mejor. Desafortunadamente, ser conscientes de una problemática no se traduce a cambiar la situación. Por supuesto, si no existe conciencia sobre algo tampoco se puede tomar una acción sobre ello. En otras palabras, se necesita de la información, de ser conscientes de la problemática existente, pero también de la puesta en marcha de acciones concretas. Si cada persona que lograra ser sensibilizada pudiese tomar una acción específica para generar un cambio respecto a un tema, nuestra realidad sería muy diferente.

Puede parecer un detalle simple, pero al desarrollar nuestras campañas sociales, no olvidemos el llamado a la acción. Si bien, esto solo es parte de una pieza de información, estás otorgando alternativas a las personas para que tomen una acción determinada, luego de haber sido inspirados o sensibilizados.

Entonces, ¿sensibilizar y pasar a la acción son lo mismo?

En el mundo de las causas sociales la sensibilización hace parte de la acción, no puede haber una acción sino hay una intención. Entonces, las dos se complementan, pero no son lo mismo. Analicemos dos ejemplos:

1. Campaña antitabaco: el mensaje es claro, “el cigarrillo es un vertedero de los peores desechos tóxicos”. Su llamado a la acción es no dejarse envolver con la publicidad pro-cigarrillo. Es una buena campaña visual con contenido que concientiza e invita, en este caso, a no tomar una acción. ¿Crees que es una buena campaña?. El objetivo final es que los jóvenes dejen de fumar, si fumas, ¿qué tan propenso estás a dejar de hacerlo después de ver este video? o si no fumas, ¿qué tanto crees que otros dejarían de hacerlo gracias a esta campaña?

Recuerda que no se trata solo de generar conciencia sino de llamar a la acción, buscar que el objetivo final, en este caso, dejar de fumar, ocurra.

2. Campaña contra el desperdicio de comida: esta campaña ya está cerrada, pero la iniciativa pretende crear conciencia sobre la problemática del desperdicio de alimentos, luego, es explícita en su llamado a la acción: si no estás de acuerdo con el desperdicio de comida, ¡actúa! Te invita, a conocer sobre su iniciativa y a tomar acciones al respecto.

El mensaje continua, y es mucho más claro sobre lo que buscan de ti y cómo puedes tomar acción:

¿Crees que esta última campaña invita mejor a generar acciones concretas? Como organizaciones, la mejor manera para asegurarnos que nuestras campañas no solo generen conciencia sino que impulsen cambios, es que desde un comienzo pensemos en qué tipo de contenido, qué canales, qué métodos y demás herramientas podemos utilizar para que la campaña cumpla con la siguiente ecuación:

Sensibilización/empatía + acción concreta = solución o mejora del problema

¡Conectemos emociones e intenciones que se puedan transformar en acción!

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.