Buscar

30 días para ser un mejor emprendedor social

Adriana Cárdenas

Unas manos escribiendo sobre un papel

¿Te has preguntado si tus hábitos te están ayudando a emprender y conseguir que tu idea tenga un impacto social? Los hábitos son los motores de nuestras acciones y quienes nos llevan a ser en gran parte lo que somos como seres humanos.

Se dice que tres semanas son suficientes para incorporar un nuevo hábito. Sin embargo, esto puede variar de una persona a otra y del tipo de hábito que estás incorporando. Una poderosa herramienta para integrar algo nuevo a tu vida es la prueba de los 30 días.

¿De qué se trata?

Durante 30 días empiezas a incorporar como hábito aquello que quieres adherir a tu vida de forma permanente. Entre más tiempo completes con nuevos y mejores hábitos, más fácil se harán parte de ti y más rápido dejarás a un lado aquello que quieres cambiar. ¡No te desanimes! si logras cumplir 30 días verás resultados positivos en tu vida, que te impulsarán a continuar.

¿Cómo empezar?

Antes que nada debes analizar dos cosas:

1. Sé consciente de tus hábitos:  identifica cuáles son los hábitos actuales que te están parando para conseguir ser un buen emprendedor social y llevar a la acción tu idea. Por ejemplo: ¿sientes que no tienes el potencial para desarrollar tu proyecto?, ¿realizas actividades monotonas que no proponen cambios positivos?¿te sientes a menudo confundido con tus propias ideas?, ¿con frecuencia emprendes algo y nunca lo terminas?, ¿gastas dinero y al final no sabes cómo?. Si respondiste si, a una o a varias preguntas, continúa con el siguiente paso.

2. Focalízate en los buenos hábitos:  lista 5 nuevos hábitos para sustituir a los anteriores que sí te ayudarán a avanzar en tu proyecto con impacto social y comienza a implementarlos gradualmente a tu día a día. Algunas ideas:

  • Trata de focalizar tu atención en las buenas noticias, lo positivo atrae lo positivo. Puedes empezar suscribiéndote por internet a diferentes revistas o blogs que te brindan información positiva de otras personas que como tú tienen una gran idea pero ya la están aplicando en sus comunidades.
3963576161_ab27123e582.jpeg
  • Sé proactivo, trata de incorporar nuevas cosas a tu vida cada día y que te impulsen a ser un emprendedor social. Por ejemplo, ayuda a alguien diferente cada día o ayuda a tu comunidad una vez por semana. ¡Atraerás nuevas ideas a tu mente y más energía!
  • Si tienes una idea pero aún no la tienes muy clara ayúdate primero con un paso sencillo. Cuestiónate todo un poco más. Dejar de aceptar todo tal y como es y preguntarte el por qué de las cosas te ayudará a resolver problemas más facilmente. Además, te sorprenderás de muchas cosas que desconocías y aprenderás a conocerte un poco más a ti mismo.
  • Si estás trabajando en una idea y la quieres ver realizada. Empieza a dar seguimiento a tus planes y objetivos. Esfuerzate por cumplir las metas y tareas asignadas. Puedes tomar apuntes en una libreta o tablero y dejarlo a la vista para que lo revises cada día.
  • Para ser un buen emprendedor hay que ser bueno optimizando recursos, aprende a ser más responsable con tu dinero. Acostúmbrate a llevar un registro de todo el dinero que se mueve en tu vida, tanto el que gastas como el que ganas. Así serás más consciente en qué lo estas gastando y como reducir costos. Si sabes financiarte, sabrás financiar una organización, idea o proyecto.

Todo lo anterior debe practicarse, recuerda que la prática hace al maestro. Constancia es la clave. Cada momento que pases con tu nuevo hábito más probabilidades hay de continuar con él. Empieza hoy con una actividad nueva y empieza a recibir los cambios positivos a tu vida para que puedas ayudar a muchos.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.