Idealist logo
idealist

Menú

pin icon
pin icon
Publica una Oportunidad
circle-add icon
Añade tu Organización
Idealist logo
idealist

Buscar

Idealist logo
idealist
social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon

Los 5 errores más comunes de los emprendedores sociales

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Chica agarrándose la cabeza con gesto de haberse equivocado

Durante mi etapa como editora en Idealist, habré entrevistado a cientos de emprendedores. No estoy de broma. Cientos. Me fascinan este tipo de emprendimientos.

He charlado con ellos sobre cómo convirtieron sus ideas en realidad, sobre sus éxitos y por supuesto, la parte menos agradable... cuáles han sido sus retos.

¿Que qué tienen en común?: Todos han cometido errores

Como emprendedor que estás comenzando, cometerás errores. A pesar de que esto no es necesariamente algo malo, aquí van cinco de los más comunes a tener en cuenta y cómo puedes afrontarlos.

Error n.º 1: Pensar que la financiación va a llegar de alguna parte

Pongamos que tienes una idea increíble, un plan sólido, el equipo perfecto para echar a andar, el momento parece ser el adecuado... sin embargo, los inversores no parecen prestarle suficiente atención a tu proyecto. En cualquier caso, no puedes imaginarte tirando la toalla.

¿Qué hacer?: Busca una vía para generar ingresos extra, trata de conseguir alguien que patrocine tu proyecto, crea una campaña de crowdfunding... Si le das vueltas, seguro que hay maneras de conseguir el dinero que necesitas.

Es también positivo contar con intangibles. Por ejemplo, construye una red de personas apasionadas por el tema en el que estás trabajando, busca alianzas... Si se tiene la paciencia, generar estas redes puede ser la vía de acceso para conseguir financiación.

Error n.º 2: Pensar que tú puedes con todo

Has pasado días, semanas, años desarrollando tu proyecto y de ninguna manera vas a consentir que nada ni nadie lo eche a perder. Es comprensible, al fin y al cabo es como si fuese tu bebé.

Sin embargo, rápidamente te das cuenta de que no hay forma de que puedas supervisar voluntarios, crear una campaña de recaudación de fondos, planear un evento y tras esto, echarte a dormir.

¿Qué hacer?: Llegado cierto punto, acéptalo. No puedes con todo. Así son las cosas. Si no lo haces vas a acabar quemado o tirando la toalla completamente.

Pide ayuda. Rodéate de gente a la que puedas pedir consejo más formal en un momento dado. Quizás supone un poco más de esfuerzo de tu parte, pero verás que finalmente agradecerás tener gente cerca con la que puedas compartir ideas, delegar tareas y que potencialmente te podrán conectar incluso con potenciales inversores para tu proyecto.

Error n.º 3: Pensar que el contexto general es un obstáculo demasiado grande al que enfrentarte

Lo más seguro es que tu idea está rompiendo las normas tradicionales de alguna forma. No estarías haciendo lo que estás haciendo si no fuese así.

Sin embargo en ocasiones, tu idea es tan radical que resulta en miradas de extrañeza por parte de potenciales inversores, despierta el ceño fruncido de tu familia y un asentimiento más bien apático por parte de tus amigos. Ellos no pueden llegar a imaginar de qué estás hablando porque básicamente creen que nunca funcionará. Con el tiempo, incluso tú comienzas a creértelo.

¿Qué hacer?: Acepta que no vas a "cambiar el mundo". La frase está sobre usada. Comienza con algo pequeño y simplemente continúa desde ahí.

Error n.º 4: Pensar que tu historia no es relevante

Has pasado tanto tiempo tratando de definir el 'qué' de tu proyecto que has dejado un poco de lado el 'por qué', lo que supone una pieza crucial para que la gente de verdad conecte con tu proyecto. Quizás el 'storytelling' no forma parte de tus habilidades, pero como fundador(a), sentirte cómodo comunicando quién eres y la razón por la que haces lo que haces, es clave.

¿Qué hacer?: Existen infinidad de oportunidades para perfeccionar tu historia. Encontrarás recursos en internet pero también posiblemente talleres o eventos públicos. Cuanto más salgas ahí fuera a contar qué te ha llevado hasta donde estés, mejor serás contando historias.

Error n.º 5: Creer que tienes que ser original

Es normal que quieras pasar a los anales de la historia por ser un pionero(a) en lo que haces. No hay nada de que avergonzarse por ello. Pero a veces eso nos limita más que nos empuja.

Cómo enfrentarlo: Diferenciarte del resto de proyectos a tu alrededor es bueno sí, pero no necesitas comenzar de cero. Puedes encontrar inspiración en cualquier lugar. De ahí, solo encuentra cómo aplicarla a tu trabajo.

¿Qué otros errores has cometido y cómo los has superado?

___

Este texto es una traducción de la entrada 5 Common Mistakes New Social Entreprenuers Make, por Celeste Hamilton Dennis de nuestro blog en inglés, Idealist Careers.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon
Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.