Buscar

5 retos para crear mejores alianzas

Adriana Cárdenas

dos manos uniendo piezas del puzle

El año pasado hablábamos si era mejor colaborar o ir por libre, mencionábamos diferentes estudios que demostraban como proyectos y organizaciones que avanzan en base a alianzas, consiguen muchos mejores resultados que los que avanzan solos. ¿Qué tanto hemos avanzado frente al tema desde entonces?

Muchas organizaciones ya están viendo la diferencia. Están apuntando a una cultura mucho más colaborativa y menos de intentar ‘reinvenar de la rueda‘. Sin embargo, aún muchas otras siguen en la penumbra frente al tema, bien sea por miedo, desconocimiento o resistencia.

De hecho, hace tan solo dos meses hablábamos con Eileen Ng Fábrega, Directora Ejecutiva de Voluntarios de Panamá sobre la situación de muchas organizaciones panameñas que no colaboran entre ellas, aún tratando la misma temática social. ¿Qué ocasiona que esto siga ocurriendo?

Para hacerle frente a lo que necesitamos, hemos querido traer sobre la mesa 5 retos que debemos superar si buscamos crear alianzas con sentido, que nos permitan conseguir resultados positivos y a mayor escala:

Predisposición negativa

La lógica de las alianzas es una temática totalmente diferente. Las alianzas son procesos de colaboración mutua en donde todos trabajan con un fin en común. Puede que tú no cuentes con los contactos, pero la organización que tienes al lado puede que sí, o puede que tú cuentes con el talento humano y otra organización carezca de él. Lo verdaderamente importante en las alianzas es que se benefician las dos partes.

El ego institucional

Será muy difícil combatir el hambre en el mundo, erradicar la pobreza o cualquier otra temática si como organizaciones queremos llevarnos todo el crédito. Aunque suene poco inusual, existen organizaciones cuyo ego no les permite avanzar. ¿Qué pasaría si en lugar de superar solo las necesidades, buscamos ayuda? Posiblemente los resultados se incrementarían y muchos se ahorrarían muchos dolores de cabeza.

Síndrome de inferioridad

Así como existe el ego, existe todo lo contrario, creemos que somos incapaces de servir de ayuda para otras organizaciones o empresas. Todas las organizaciones tenemos algo que ofrecer y por ende, somos potenciales colaboradores para muchas otras organizaciones. Empecemos por afianzar una cultura de valor interna y resaltar aquellos recursos tanto materiales como intelectuales que pueden ser de ayuda para otros.

Acuerdos superficiales

Las alianzas nos permiten compartir recursos, conocimientos y habilidades para ayudar a impulsar un objetivo. Tener claro que es lo estamos dispuestos a ofrecer y a recibir, es clave para que cualquier relación funcione. Súper importante: dejar claro los riesgos a los que enfrentamos (qué podemos perder).

Rompe tu zona de confort

Es importante estar conectados con nuestra comunidad y con organizaciones que trabajen temas similares, pero no siempre debemos contactarnos una y otra vez con las mismas organizaciones. Busquemos un equilibrio y no dejemos de lado posibles nuevas alianzas que nos ayuden al logro de nuestra misión.

Si trabajas en una ONG o empresa, ¿qué nos detiene a no crear alianzas con otras instituciones?. Si por el contrario, ya las tienen, ¿cuál crees es la clave para desarrollar alianzas que agreguen sentido y valor a la organización? Compártenos tus opiniones en los comentarios.

_____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.