Buscar

Un hombre disfrazado de super héroe con el signo de reciclaje en el pecho

Para muchos de nosotros es fácil quejarnos, asombrarnos, preocuparnos y pensar ¿a dónde vamos a parar?, pero ¿cuántos de nosotros de verdad hacemos algo para ayudar al planeta? Aquí te van 7 consejos prácticos que ayudarán a la tierra a tomarse un respiro.

1. No deseches. Regala. Antes de que pienses en desechar algo a la basura para siempre, piensa que quizás hay alguien que le pueda dar uso, con ello no solo le ayudas al planeta sino que tu acción se vuelve doblemente solidaria.

Para encontrar personas u organizaciones que estén buscando lo que tu ya no necesitas puedes utilizar portales como: Hacer ComunidadNo lo TiroFundación ValoraMadre Coraje y Te lo doy o simplemente déjales saber a tus amigos y/o vecinos aquellas cosas que quieres donar. De seguro pronto encontrarás la forma de darle un uso solidario a tus cosas.

2. Cambia tus bombillas. Si utilizáramos bombillas fluorescentes compactas en lugar de las bombillas regulares, solo en Estados Unidos la reducción de la contaminación sería igual a que si se retiraran un millón de coches de las carreteras.

3. Revisa y paga tus factura en línea. ¿Cuántos de nosotros podemos utilizar la computadora como medio de pago pero preferimos los recibos que a la larga desechamos más rápido que la forma en que los pagamos? Este pequeño pero gran gesto le salvaría la vida a más de 10 millones de árboles, además de las toneladas de dióxido de carbono que le ahorraríamos al planeta.

4. No compres agua en botella. ¿Sabías que casi el 90% de las botellas de agua de plástico no se pueden reciclar y una sola botella tarda millones de años en descomponerse? Ayuda al planeta y a tu bolsillo comprando un contenedor reutilizable y llénalo con agua de grifo.

5. Apoya los productos locales. Si te es posible, compra alimentos a agricultores locales o de mercados de agricultores, no solo apoyarás a la economía local sino que ayudarás en gran medida a reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que se crea con el traslado de los productos.

6. Utiliza papel reciclado. Utiliza hojas de papel que no se hayan utilizado en su totalidad, con este gesto puedes ahorrar cerca de 2,5 kilos de dióxido de carbono por resma de papel.

7. Difunde. Independientemente de tu ocupación todos podemos pasar la voz, desde compartir información en tus redes sociales hasta escribir una nota en tu blog personal, crear grupos de acción ambiental o involucrar pequeños cambios capaces de inspirar a muchos. Estos son algunos blogs sobre medio ambiente que te pueden inspirar: ElBlogVerdeEcologíaBlogeRenovable y MedioAmbiente.org.

Como ves, para poner tu granito de arena al cambio no necesitas ser rico o 100% vegetariano, basta con querer hacer las cosas bien y tomar consciencia de esas pequeñas decisiones que pueden construir grandes cambios, inspirar a muchos a que lo hagan y generar una cadena irrompible de valientes dispuestos a cambiar al mundo.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.