Buscar

Claves para liderar mejor a tu equipo en 2018: (I) Delega

Elena Martín

dedo señala a diferentes flechas de colores

Hay dos tipos de personas, aquellos que dirigen y aquellos que lideran. La diferencia: los segundos trabajan en poder desarrollar el potencial de las personas que tienen a su cargo.

Si trabajas y supervisas personas y quieres practicar liderazgo, el inicio de año es un buen momento para plantearnos ¿qué cosas podemos hacer diferente para ser mejores líderes? ¿Cómo podemos sacar lo mejor de la gente en nuestras organizaciones o en los equipos con los que trabajamos a diario?.

Atento a cuatro áreas que puedes comenzar a desarrollar desde hoy:

  1. Delega más y mejor
  2. Planifica y organízate mejor
  3. Aprende a tomar mejores decisiones
  4. No pares de aprender

¿Comenzamos por la primera?. Delega más y mejor, para ello:

1. Ten claro qué resultado quieres ver y comunícalo correctamente

Siendo tú la persona que delega, es posible que en tu cabeza esté muy claro cuál esperas que sea el resultado. Es nuestra responsabilidad dejar entonces igual de claro esto mismo a la persona que esperamos desarrolle la tarea. A menudo la frustración viene porque en quien recae la tarea no tiene tan claro como nosotros qué es exactamente lo que se espera de él o ella.

Para comunicarlo, no indiques el cómo pero sí:

  • Qué es lo que se espera que el producto/servicio/programa haga cuando esté terminado
  • Cuál es el presupuesto, de dónde vamos a sacarlo y cómo vamos a medir el resultado
  • Para cuándo debería estar acabado

2. Deja que sea él/ella quien decida cómo hacerlo

Una vez que está claro el qué, deja que sean ellos los que articulan el cómo para que puedan crear sentido de propiedad. No les digas paso por paso lo que tienen que hacer si lo que estás buscando es precisamente que expandan sus capacidades, hacerles crecer dentro de sus roles.

Sin duda puedes sugerir recursos, personas a las que pueden consultar, ofrecer algún tipo de guía pero… pero deja que sean ellos los que elijan. Será así que les ayudes a crecer en el proceso.

3. Programa cuándo será la siguiente toma de contacto

Decide con él/ella cuándo será la próxima toma de contacto para revisar cómo va el proyecto. A nadie le gusta que estén todo el tiempo encima. Deja que sean ellos los que decidan el cómo, aprendan de errores y estén listos para, en la próxima toma de contacto, enseñarte cómo van avanzando.

Si pones en práctica estos consejos, conseguirás recuperar tiempo para dedicar a otras cuestiones y al tiempo, estarás actuando de manera positiva si lo que buscas es que las personas crezcan y se fortalezcan dentro de sus roles en la organización.

¿Algún otro consejo que hayas puesto en marcha y te haya funcionado?

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.