Buscar

Claves para planificar mejor y ser más estratégicos

Elena Martín

personas planificando con papeles de colores en una pared
Comencemos a pensar y planificar más y mejor. Del usuario Samuel Mann vía Flickr.

Oímos hablar mucho de la importancia de la planificación estratégica pero somos conscientes de que particularmente a muchas organizaciones pequeñas, esto les puede llegar a sonar a ciencia ficción. Sin embargo, existe esa sensación de la necesidad, pero no sabemos ni por dónde comenzar ni quién puede ayudarnos.

Comencemos por saber de qué estamos hablando, ¿a qué llamamos planificación estratégica?:

La planeación o planificación estratégica es la elaboración, desarrollo y puesta en marcha de distintos planes operativos por parte de las empresas u organizaciones, con la intención de alcanzar objetivos y metas planteadas. Estos planes pueden ser a corto, mediano o largo plazo.

A menudo por falta de recursos materiales o humanos, la falta de conciencia de la importancia de estos planes o bien la urgencia de atención a una causa determinada, hacen que veamos a las organizaciones trabajando a pulmón. Sin embargo trabajar duro o trabajar mucho no quiere decir conseguir resultados más efectivos y ahí es donde entra la necesidad de planificación: qué trabajo queremos llevar a cabo, qué queremos conseguir, cuáles son nuestros recursos, quiénes de hacen responsable de qué, cuáles son los procesos…

Algunas organizaciones cuentan con estructuras que facilitan la planificación, otras simplemente carecen de ella. Para unas y para otras, The Support Center for Nonprofit Management/Partnership in Philanthropy nos ofrece seis útiles consejos que puede servir como punto de partida para mejorar el trabajo y los resultados de nuestro día a día:

  1. Comienza por revisar la misión, visión y valores de la organización. ¿Siguen estos siendo no solo relevantes, sino inspiradores? Si no, es hora de redefinir.
  2. Revisa los programas que se llevan a cabo y asegúrate de que no solo están alineados con la misión sino que se está generando el impacto que se esperaba.
  3. Apóyate en los miembros de la junta o patronos (en diferentes países tienen diferentes nombres). Piensa en aquellos que te apoyan regularmente y busca con ellos en las mejores fórmulas para planificar mejor el trabajo diario.
  4. Es hora de revisar la infraestructura. Quienes trabajan o colaborar con nosotros, ¿cuentan con el espacio, equipo o materiales que se necesitan para hacer su trabajo? ¿Están organizados de manera que tiene sentido?
  5. La mayoría de las organizaciones no funcionan sin otras con las que se puedan llevar a cabo acuerdos. A veces tu mayor aliado es el gobierno, la universidad o puede que hasta una empresa privada. Revisa cómo es que tu organización selecciona y negocia con estos aliados.
  6. Revisa tu sostenibilidad financiera. ¿Cuál ha sido el historial de ingresos y qué es de esperar si miramos al futuro? ¿Dónde y en qué tenemos que centrarnos en trabajar y desarrollar para garantizar nuestra libertad financiera en el futuro?

¿Eres una organización y la planificación estratégica se siente como ir al dentista? ¿Sabes que tienes que ir pero no ves el momento? Comienza por tener una reunión para identificar los beneficios de esta práctica y echa a andar aunque sea con pequeños pasos, es posible que agradecerás haberte puesto por fin a ello.

Si cuentas con algún recurso o consejo que quieras compartir, no dejes de hacerlo en los comentarios.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.