Buscar

Claves para redactar tu currículum (Parte II)

Elena Martín

Un esfero sobre un papel en blanco

7 consejos para abrir la puerta a una entrevista

Tu currículum habla de ti y por ti. Es una pieza clave en la búsqueda de empleo, tu herramienta de marketing personal y el es elemento que tiene que abrirte la puerta a una entrevista. Para ser lo más certero posible primer consejo: deja las prisas, tómate tiempo y sigue las siguientes pautas, sobre todo si lo que buscas es una oportunidad en el tercer sector.

  • Lo que no deben faltar: 1. Nombre e información de contacto, 2. Formación y experiencia, 3. Voluntariado, 4. Información que te define como un sólido candidato para un puesto específico (idiomas, habilidades técnicas, publicaciones…). En cada país el formato y contenido pueden variar pero estos puntos son universales.
  • Longitud: Lo bueno si breve dos veces bueno. Especialmente si estás intentando introducirte en el mundo de las ONGs trata de ajustar todo en una página. Sí, una página. ¿Por qué?, por que de esta forma será más fácil que te obligues a ser específico y a no irte por las ramas y acabar rellenando espacio con información irrelevante.
  • Un currículum más o el currículum perfecto: Nada de garabatear las cosas que has hecho. Buenas experiencias mal escritas = fracaso. Sé preciso, cuida la ortografía y no hagas que tu currículum sea una sucesión de títulos, cursos o diferentes empleos. Pregúntate algo: ¿Qué me hace a mi la clase de persona con la que otros quieren trabajar?. Tu respuesta debe reflejarse a lo largo de lo que escribas ya que así no estarás mandado un currículum cualquiera, estás enviando un currículum donde tu personalidad está como base de todo lo demás y eso será un punto a tu favor.
  • Tus habilidades & tu posición: ten siempre en mente el puesto que tratas de conseguir y céntrate en la información relevante y que encaja con lo que están buscando. Dar mucha información que no puedes justificar que esté relacionada con el puesto, no va a ayudarte y puede ser contraproducente.
  • Quien va a contratar quiere ver: seguro será importante la experiencia relacionada que tengas en el puesto, pero también destaca si tienes habilidades dirigiendo personas, proyectos, presupuestos… Y no olvides mencionar aquellos logros cuantificables que conseguiste en el pasado, por ejemplo, si lograste incrementar la productividad con iguales o menos recursos, si conseguiste reducir los costos de un proceso. Si puedes dar cifras, mejor que mejor.
  • ¿Qué pasa con los periodos de tiempo en los que no trabajé?: captarán la atención del que contrata y suelen hacerlo normalmente no en la manera más positiva pero, es imposible saber si la persona que lee, estará más impresionado con una trayectoria estable o con el hecho de que te hayas tomado un tiempo para clarificar, aprender, viajar… esto también puede aportarte mucho como persona y profesional. Asegúrate de cómo vas a justificar de una forma beneficiosa para ti y para el empleador, esos tiempos en los que no trabajaste antes de que te pillen con la guardia baja. Una manera de ser más discreto con esto en tu currículum, es fechar sólo con años y no con meses.
  • La experiencia como voluntario: especialmente si tratas de adentrarte en el mundo de las ONGs, tu aportación como voluntario es algo que se valora casi en la misma medida que tu experiencia laboral pagada. Las empresas del sector privado lo tienen también en cuenta cada vez más por lo que, párate a pesar cuando y qué hiciste para colaborar con una organización, con tu comunidad, con algún evento y no olvides mencionarlo en el currículum y sacar lo máximo. El voluntariado es también experiencia y dice mucho de ti no sólo profesionalmente, sino como persona. Si nunca has realizado tareas de voluntariado, quizás es el momento, en Idealistas encontrarás cientos de oportunidades.

En resumen, tómate tu tiempo, estudia tu currículum, estudia el puesto y después trabaja con todo esto y los consejos anteriores para conseguir que tu candidatura triunfe. No podemos garantizar nada, pero sí que creemos que el esfuerzo antes o después tiene su recompensa y esta comienza por la impresión que seas capaz de causar con tu candidatura. ¿Estás de acuerdo?, ¿añadirías algún consejo más que te haya funcionado en el pasado?


Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.