Buscar

La economía del bien común: un modelo de economía con futuro

Elena Martín

Afiche que dice Economía del Bien Común

Les invito a soñar, cierren los ojos e imaginen un mundo en el que el éxito de la economía no se mide mediante los indicadores actuales, sino mediante otros de tipo social. Imaginen que se pudiesen trasladar los valores humanos a las leyes del mercado. Que las empresas más exitosas fuesen aquellas que puntúan más alto en un ranking cuyos valores se basan en las relaciones humanas y no en el beneficio económico. Valores como la confianza, el aprecio, la co-determinación, la solidaridad, la acción de compartir…

Ahora les hago una pregunta, ¿qué pasa cuando las personas dejamos de imaginar y pasamos a la acción? No he conocido ningún sueño hecho realidad sin transformar las intenciones en acción. Y para ello no hay que comenzar a lo grande, basta con ser constante y comenzar por pequeños pasos.

Consciente de lo anterior, Christian Felber no carece de determinación y las voces que se alzan y alzarán en contra de su ‘idealismo’, no han desalentado a este filólogo, bailarín y profesor de Economía de la Universidad de Viena, principal impulsor del proyecto “La economía del bien común”. Con su nueva visión de la economía, recorre Europa desde 2010 presentando un cambio de paradigma en el actual sistema. El resultado, más de 250 empresas apoyan este modelo, al menos 70 se han decidido a implementarlo y varias universidades apoyan esta nueva visión.

En qué consiste el cambio:

Brevemente la idea no es cambiar el sistema en sí, sino los indicadores que miden el éxito económico. Ese sería el primer paso. Establecidos estos indicadores, empresas y economías de diferentes países serían auditados y puntuados conforme a los indicadores originales. Aquellas que puntuasen más alto, obtendrían ventajas fiscales, contratos preferentes y se facilitaría que los ciudadanos pudiesen saber antes de adquirir un producto o servicio, en qué tipo de empresa están confiando. Algo parecido a las normas ISO de control de calidad, pero controlando los valores éticos.

¿Qué veríamos dentro de una economía del bien común?:

Muchas y buenas cosas que al menos suenan ideales en el papel. Por ejemplo:

  • Las desigualdades en las rentas y la propiedad serán limitadas. La renta máxima dentro del los países, no puede ser más de 20 veces la renta mínima.
  • El balance del bien común mide rendimientos sociales, ecológicos, democráticos y de justicia distributiva.
  • El marco legal de la economía pasa de estar orientado por los principios de competencia y lucro, a hacerlos por los de cooperación y solidaridad.
  • El beneficio financiero, antes del fin de la actividad empresarial, se convierte ahora en un medio del nuevo fin: el bien común.

Si estás interesad@ en conocer más sobre este movimiento, puedes comenzar por descargarte este PDF que es un resumen de su libro con el mismo nombre “La economía del bien común” y seguir por este video.

¿Crees que con todos los cambios que se están sucediendo, veremos algo así pronto? ¿Sueño o realidad? Déjanos tus comentarios.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.