Buscar

La escasez como base de la innovación

Adriana Cárdenas

Unas hojitas de hiedra creciendo entre las piedras

Suena irónico y hasta loco pensar si quiera en la posibilidad de juntar innovación con escasez. Sin embargo, te sorprendería saber que la escasez o la necesidad es la pieza que ha motivado por años la innovación. 

Sociedades, organizaciones e individuos alrededor del mundo han llegado a innovar muchas veces cuando se han visto “obligados a hacerlo”. Usualmente, después de un periodo de crisis o escasez. ¿Por qué se da este fenómeno?

  • Las crisis condicionan al hombre a un cambio. Si lo pensamos tiene sentido, la mayoría de cambios que se han dado han sido ocasionados por un problema o una necesidad. ¿Haz escuchado el dicho “el hambre agudiza el ingenio?….
  • El sentido de tranquilidad, “tener todo bajo control”, muchas veces adormece la mente. El hombre le teme al cambio especialmente en momentos de abudancia. El cambio significa riesgo, enfrentar lo desconocido.
  • El riesgo es uno de los rasgos que caracterizan la innovación. Muchas veces el riesgo es indispensable para empezar una nueva acción. Muchas personas toman riesgos cuando no hay nada que perder (en momentos de crisis o escasez). La sociedad se ha enseñado y condicionado a sí misma a tenerle miedo al cambio.
  • A mayor abundancia, menor innovación. Irónico pero muy cierto. Muchas personas y organizaciones que viven momentos abundantes o poseen gran variedad de recursos no piensan en cambiar o innovar. ¿Por qué cambiar si todo esta bien?, ¿para que pensar en innovar si todo ya esta creado y a mi alcance?. Volvemos al estado de conformidad…
  • La incertidumbre, despierta la creatividad. Al hombre no le gusta la inseguridad. Y es así, como en momentos de incertidumbre se ve obligado a buscar diferentes alternativas, que se traducirían en innovación. Es esa necesidad de seguridad la que promueve la generación de nuevas y mejores ideas. Ya lo decía Platón “La necesidad es la madre de la invención”.

La escasez nos ha mostrado nuestra capacidad para innovar en momentos de crisis. Aún así, no debemos esperar momentos de dificultad o escasez para empezar a actuar. ¿Cómo podemos entonces innovar aun en momentos de abundancia? 

  • Analiza la escasez, la necesidad y los problemas como oportunidades. Las lamentaciones no hacen parte de la innovación. La creatividad y proactividad sí. Usa los ejemplos anteriores y conviertelos en acción.
  • Promueve la innovación como parte del sistema operativo de la organización, te ayudará a pensar creativamente de manera constante, no solo en momentos de dificultad. Puedes incorporar estándares de medición que te permitan calcular la innovación en cada proyecto o campaña.
  • Busca soluciones, no problemas. El mundo esta en constante cambio. Se parte del incorporando de soluciones en todo lo que haces, incluso en aquello que ya esta establecido. Siempre exisitrán maneras de hacer mejor cada cosa.

En resumen, la necesidad no debe ser vista de forma negativa. Los momentos de dificultad a veces son necesarios para empezar a actuar. Aprende a ver la necesidad o escasez como una oportunidad e incorpora la innovación a tu rutina diaria, te ayudará a valorar cada etapa de tu proyecto o idea. ¡Deja que las buenas ideas y la creación invadan tu vida diariamente!

—-

Si te gustó esta entrada, quizás también te interese : 10 claves para comenzar a innovar socialmente o “9 claves para alimentar tu creatividad interior”.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.