Buscar

¿Se está contaminando el voluntariado?

Elena Martín

Niño recibiendo una donación de alimentos

¿Damos sin esperar o lo hacemos cada vez más solo si obtenemos algo a cambio? La palabra voluntariado sugiere generosidad, solidaridad, tender una mano al otro sin esperar nada a cambio. ¿Es siempre cierto?

Las definiciones de voluntariado son múltiples. Quedémonos con esta de la organización Hábitat para la Humanidad en México:

"Ser voluntario representa la oportunidad de dar a otro un poco de nosotros, es sembrar la semilla de ejemplo, amor, dedicación y compromiso. Tiene por objetivo ayudar a las personas vulnerables y a sus comunidades. Supone un compromiso que se toma por iniciativa propia, libremente, por lo tanto se actúa de forma desinteresada y sin contraprestación económica".

Hasta ahí bien, pero múltiples artículos hablan de si existe el puro altruismo. En estos casos, el foco lo ponen en como la persona si nada más, actúa movida por la satisfacción de hacer algo por alguien que necesita, o para aliviar su propio dolor cuando ve que algo no funciona o alguien está sufriendo.

Lo que planteo hoy aquí va más allá de esos comportamientos innatos al ser humano. En los últimos años no solo han surgido, si no que se promueven en artículos, conferencias, talleres... razones por la que hacerse voluntario. "Si no sale de ti, déjame que te cuente todos los beneficios que podrías conseguir si colaboras a ver si te convenzo" es un poco el mensaje...

De repente vemos que:

  • La RSE de las empresas usa el voluntariado corporativo como vía para contribuir con la sociedad civil, pero también para mejorar la imagen que el consumidor tiene de la marca, o la satisfacción de sus empleados y el desarrollo de habilidades dentro o fuera de la oficina.
  • En países como México o Argentina, las universidades requieren un número de horas de trabajo voluntario para que los estudiantes puedan graduarse. Básicamente no hay elección. Muchos lo harán con gusto, pero para otros es una imposición. Lo hacen porque hay algo que quieren ganar.
  • Desde hace un par de años se habla cada vez más de como el voluntariado ayuda a la búsqueda de empleo. Desarrollas nuevas habilidades, amplías tu red de contactos, la organización te conoce y es más fácil que puedas conseguir un puesto cuando haya una vacante, quienes revisan curriculums valoran tu iniciativa y buena voluntad, etc.
  • Los viajeros ya no quieren solo viajar, quieren también ayudar y surge el 'volunturismo'. Cabría aquí la pregunta de si en ciertos casos, la persona ayudaría a una comunidad necesitada si no fuera por el gancho de que además va a conocer un nuevo país, cultura...
  • Un paso más allá en este 'volunturismo' que comienzo a ver como tendencia, no son ya oportunidades de viaje y voluntariado, si no viajes + pasantías/prácticas. Volver habiendo hecho voluntariado en muchos países no es algo que sume más allá de tu experiencia, pero si has hecho unas prácticas, esto puede reflejarse de nuevo en tu búsqueda de empleo.

Cuando reviso esta lista, encuentro un montón de motivadores para futuros voluntarios. La mayoría ciertamente tienen mucho que ver con lo que la persona gana, pero ¿no era el origen del voluntariado dar sin esperar recibir? ¿No es la razón de ser el otro y no tú? Se me hace difícil conciliar estos pensamientos... ¿estamos o no contaminando el voluntariado?

A favor...

Podremos decir que no importa cuál sea el gancho, lo importante es el resultado. Si conseguimos que más gente se acerque al voluntariado y contribuya a hacer del mundo un lugar mejor, mejor nos irá a todos. Es acercándonos a estas prácticas que los que hemos sido voluntarios, entendemos como el voluntariado es una oportunidad increíble para abrir la perspectiva.

O no tanto...

Sin embargo no dejo de sentirme como cuando en los quioscos de prensa de mi país veo que periódicos y revistas siguen vendiéndose con el reclamo de que viene con una gafas de sol de regalo para la playa, una bufanda, o cualquier tipo de cosas absurdas que me hacen pensar, qué triste que tengan que "darte" algo para que compres y leas lo poco que queda del 'buen' periodismo (si es que aún existe). Así veo a veces el mundo del voluntariado, el interés no es malo porque nos mueve, sin embargo usarlo para manipular como dice este artículo, no es de buenos, es de astutos.

Se abre el debate. ¿El voluntariado debe adaptarse a los cambios y ser maleable o debería haber límites a lo que se hace por altruismo o por interés? ¿Están las organizaciones que nos leen percibiendo nuevos retos/oportunidades derivados de voluntarios con diferentes motivaciones o expectativas? Les invitamos a que compartan en los comentarios.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.