Buscar

¿Están tus estereotipos impidiéndote avanzar?

Adriana Cárdenas

Un hombre pensativo

Seamos o no conscientes, nuestros estereotipos están presentes en la manera en cómo pensamos, actuamos y nos relacionamos con los demás. Sin querer, muchas veces estos nos impiden arriesgarnos, sacar adelante una idea o nos condicionan en nuestro trabajo con quien puede ayudarnos a sacarla adelante.

Y nos seguimos preguntando, ¿es posible eliminar los estereotipos?. Y nos seguimos respondiendo. Claro que sí. Los estereotipos en su mayoría se basan en opiniones y no en hechos, son adquiridos a lo largo de nuestras vidas según nuestro entorno y estos sobreviven gracias a que pasan de generación a generación. En otras palabras, no nacemos con ellos, por lo que sí es posible reinventar la rueda…

Debemos empezar a romper estos miedos y juicios. Como lo muestra el video, “no porque siempre han sido así las cosas, así deben de ser por siempre“.

Verna Myers, experta en temas de multiculturalismo, nos asegura que para regir nuestra vida en lugar de que los estereotipos lo hagan debemos “dejar de ser buenas personas y ser gente real”, con esto quiere decir, que debemos dejar de lado la creencia de que tenemos que ser ‘mejores’ que los demás. Los estereotipos le restan oportunidades a las personas que los padecen, muchas de ellas con grandes intenciones y maravillosas ideas.

¿Cuántas veces nos perdemos por el miedo a no perdernos?

Muchas personas decidieron actuar a pesar de los estereotipos de su entorno. Albert Einstein, por ejemplo, no aprendía como los demás, lo juzgaban por su “falta de concentración” y pensaban que no tendría un buen futuro. Sin embargo, se llegó a convertir en uno de los mejores científicos del mundo.

Sin irnos tan lejos de la realidad actual, los emprendedores sociales rompen paradigmas, deciden actuar. Y están rompiendo la creencia de que nosotros, los ciudadanos de a pie no podemos cambiar el mundo, el paradigma “las cosas son así y no podemos hacer nada para cambiarlas” está cambiando.

¿Qué podemos hacer entonces?

  • ¡Sal de tu zona de confort! – Empieza a relacionarte con otras personas diferentes a ti, conoce cómo son, qué piensan. Cuando dos grupos de personas se toman el tiempo de conocerse entre si, hay grandes posibilidades de que se den cuenta de que la asunción que tenían sobre el grupo era incorrecta.
  • Da ejemplo – Sobre todo a las generaciones más jóvenes. Con esto, estarás regalándole al mundo semillas de solidaridad, igualdad, respeto, honestidad y amor que florecerán en un futuro no muy lejano.
  • No juzgues sin saber – No debemos subestimar a ninguna persona. Todos tenemos el potencial de hacer cosas maravillosas, solo tenemos que juntar las ganas con la acción para producir cambios positivos y sustanciales.
  • ¡Arriésgate! – Si tienes una idea o quieres apoyar alguna, deja a un lado tus miedos, “el qué dirán”, el suponer qué pasará si trabajas junto a determinadas personas. Todos somos seres humanos con los mismos derechos y también las mismas responsabilidades con nuestra sociedad.

Porque para lograr un mundo donde todos puedan vivir digna y libremente, debemos entender que nosotros mismos tenemos el poder de cambiar las cosas.¡Deja tus miedos atrás y atrévete a romper tus propios paradigmas!

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.