Buscar

Estufas que mejoran la calidad de vida de 27 millones de familias mexicanas

Elena Martín

ilustración principal del artículo

Colaboración entre VIVA Idea e Idealist

Por Elena Martin, Idealist.org

TECA (Tecnología en Estufas y Combustibles Apropiados) es un emprendimiento mexicano que atiende a una mejora de la calidad de vida de las mujeres y las familias rurales que cocinan con combustible de leña en fogones abiertos. Hasta 27 millones de mexicanos conviven con los llamados “fogones asesinos”. Aunque la solución ya existe, México está lejos de haber resuelto esta necesidad. ¿A qué retos se ha enfrentado TECA para poder implementar su producto, escalar y acabar con los efectos de la inhalación de gases nocivos para millones de familias?

Edgar Tafoya es ingeniero y hace más de 20 años se viene interesando por temas de medio ambiente y desarrollo sostenible. Pero además es un apasionado de la cocina. En su día tuvo un restaurante que acabó cerrando. “Dejé el negocio, pero encontré la causa en las cocineras tradicionales, gracias a sus testimonios y sus historias al otro lado de los fogones”. Y es que en México la cocina es el corazón de las viviendas, pero lo que Edgar encuentra cuando visita comunidades son, además de cocineras, unos problemas de salud importantes en esas mujeres que pasan una media de ocho horas inhalando gases tóxicos. Más allá de eso, descubre la existencia de tasas de mortalidad en niños menores de cinco años que permanecen siempre cerca de la mamá. Tenía que hacer algo.

“La primera vez que yo me enfrento a esto tenía 17 años. Con mi familia íbamos a una playa y las mujeres cocinaban así, pero esto yo no lo entiendo hasta 20 años después que comienzo a recorrer mundo. Y empiezo a entender que no es normal que nuestras mujeres estén cocinando así. Cuando salgo y me doy cuenta que puedo hacer algo, me conmuevo y pienso: esta es la causa que quiero seguir”.

Cita Edgar Tafoya

Entender para avanzar

Con su formación como ingeniero Edgar crea una primera estufa que en principio tuvo una aceptación enorme, pero esa misma estufa no funcionaba para todos. Comienza a acercarse a las comunidades y a observar de cerca la vida rural. Para poder escalar, fue clave entender la diversidad mexicana desde la cocina, ser capaz de apreciar cuál es el contexto no solo social y económico de las diferentes comunidades, sino el cultural y antropológico. Así es como se entiende que en algunos lugares la resistencia sea mayor a usar fuegos cerrados en estufas. Esto puede ser porque no tienen otra manera de combatir el frío, bien por la relación y las creencias que esa comunidad tiene con el fuego y lo que significa encerrarlo, bien porque la tortilla que se cocina en ese punto de la geografía mexicana, es y tiene la textura que tiene, porque se cocina a fuego abierto.

“Mi principal evaluador es la cocinera, la que me dice si lo que ofrezco sirve o no sirve. Mi tecnología puede estar avalada por un instituto científico, pero si me la rechaza la usuaria, entonces yo digo, esto no es lo apropiado”.

¿Cómo logra negociar impacto por recursos?

Para TECA son múltiples las vías de obtención de recursos y están directamente alineadas con la generación de impacto.

Ilustración sobre intercambio de impacto por recursos

Retos para escalar el impacto

Varios son hasta ahora los retos para Edgar. El sector público que, “desafortunadamente parece tener otros objetivos. Cuenta con otra forma diferente de ver la problemática. Puede llegar a entregar estufas, sin entender por qué un año después si visitan la comunidad la señora sigue usando los fogones. La parte relativa a la educación y comprensión del contexto para que se puedan adoptar estas tecnologías, no es algo en lo que por el momento que quiera invertir la atención que requiere”.

Por otra parte las tradiciones son un segundo reto, las tan diversas y complejas formas de cocinar, además de las creencias y particularidades de cada comunidad en México.

Finalmente, encontrar a esos aliados que de verdad tengan la visión de querer contribuir a una transformación, no solo hacer negocio. “Yo necesito saber que lo que hacemos es integral, no construir 1000 estufas por construirlas o para generar ingresos. No siempre es fácil conectar con aliados alineados con esa manera de pensar. Me da miedo escalar con los malos amigos, con aquellos que no quieren escalar para tener impacto”.

Entender los contextos para de verdad servir a quienes pretendes servir

El camino del emprendedor, no siempre es un camino de rosas, pero hay varias cosas que Edgar considera que alguien que emprende tiene que tener para que la experiencia valga el esfuerzo.

1. Claridad: “Hay muchas necesidades y oportunidades para influir en diferentes colectivos, pero tienes que tener muy claro cuál es el objetivo y la misión de por qué quieres emprender una causa”.

2. No les des pescado, enséñales a pescar: “Entender que muchas veces, a las personas a las que vas a atender, no se les ofreció nunca el abono adecuado para que crezcan solos. Esa también la labor del emprendedor”.

3. Sensibilización: “Hay que ser sensible a realidades que son a veces muy ajenas a la propia. Se necesita mucha humildad, adaptación, tolerancia y respeto con las tradiciones y las culturas”.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.