Buscar

Filantrocapitalismo: ¿pueden los ricos salvar el mundo?

Adriana Cárdenas

Ilustración de empresarios ricos en un bote navegando el mundo

Bill y Melinda Gates, Warren Buffet, Mark Zuckerberg, David y Dana Dornsife, entre otros filántropos, invierten cientos y millones de dólares en proyectos destinados a erradicar la pobreza, mejorar el acceso a la educación, encontrar la cura a enfermedades crónicas entre otros temas. Sin embargo, aún más de 700 millones de personas viven en extrema pobreza y cerca de 60 millones de niños siguen sin tener acceso a la educación.

Entonces, nos preguntamos…

¿Pude realmente su dinero, ingenio y manera de invertir en ideas salvar al mundo?

Para algunos la generosidad de los ricos puede significar una estrategia para reducir costos fiscales, mientras que para otros representa un cambio de mentalidad hacia el papel que todos tenemos como ciudadanos del mundo, lo que los filántropos llaman responsabilidad filantrópica; un compromiso moral de ayudar a los demás.

¿De qué se trata la nueva filantropía de los millonarios? 

  • Las fortunas no se heredan – no solo la mayoría de los más ricos del mundo no han adquirido sus fortunas por herencia, sino que esperan continuar con el legado al decidir no dejar todo su dinero a sus familias. Un caso concreto es del millonario, Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo, y quien asegura no creer en las dinastías de millonarios, “no creo en las fortunas familiares, sino en la igualdad de oportunidades… Creo que las personas ricas deben dejar suficiente dinero a sus hijos para hacer algo, pero no suficiente para hacer nada“.
  • Donar en vida es la nueva tendencia – en la filantropía tradicional se veía como los ricos donaban dinero a fundaciones en su lecho de muerte. En la actualidad, los ricos donan en vida. De hecho gracias a esta tendencia nace el proyecto creado por Gates-Buffett en el 2010; The Giving Pledge, iniciativa en donde los ricos bajo el lema “es un compromiso moral de dar, no un contrato legal” se comprometen a donar gran parte de sus fortunas en vida.
  • Los nuevos ricos son jóvenes – una importante parte de ellos son menores de 40, lo que hace que donen gran parte de sus fortunas aún en su lapso de vida más ‘óptima’, según la lista de millonarios de la revista Forbes, alrededor de 45 de las personas más ricas del mundo tienen menos de 30.
  • Se buscan resultados, no solo buenos gestos – los ricos están muy pendientes de cómo se emplea su dinero. No solo buscan donar por hacerlo, su compromiso los lleva a exigir resultados. En muchos casos, los ha llevado a crear fundaciones como The Rockefeller Foundation y The Night Foundation, las cuales entregan subvenciones a proyectos y organizaciones en marcha.

De acuerdo con la revista BusinessWeek, los ricos filántropos han ayudado a las ONG a sobrevivir en la escasez generalizada de los recortes de presupuestos por parte de los gobiernos a nivel mundial. De hecho, solo la fundación Bill and Melinda Gates ha donado desde su creación más de 28,300 millones de dólares, una cifra bastante generosa. Sin embargo, cuando Grain, un grupo de investigación agrícola analizó la base de datos de subvenciones de la fundación encontró algo curioso, en palabras del copropietario de Grain, Henk Hobbelink, “Nos sorprendió encontrar que aunque quieren erradicar el hambre en el sur, su dinero va a organizaciones del norte“.

Por otro lado, David Rieff, escritor americano y autor del ensayo El Oprobio del Hambreaunque reconoce que se han producido avances importantes gracias a sus ayudas, asegura que los filantrocapitalistas no logran diferenciar los intereses comerciales de los fines altruistas, prestando poca atención al rápido crecimiento de la población y el cambio climático, grandes detonantes de crisis como el desplazamiento, desnutrición, acceso limitado a recursos, etc. En otras palabras, factores que ponen en duda el famoso eslogan “para el 2030 erradicaremos la pobreza extrema“, utilizado por varios filántropos y organismos como la ONU.

Objetivos que hoy no son muy creíbles, en especial cuando existe un historial de estos sin cumplir, como el se trazó en el año 2000: ‘Brindar acceso total a la educación primaria‘ o muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que hoy han quedado transformados o re-orientados a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Sin duda no se puede negar los avances, la pregunta sería, ¿son suficientes?. Desde tu punto de vista, ¿crees que los ricos pueden salvar el mundo?. Déjanos tus impresiones en los comentarios.

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.