Buscar

¿Qué hiciste ayer si no ayudaste a traer un niño al mundo?

Elena Martín

Una bebé dormida

Esta mañana alguien en Idealistas comentaba como su madre le había enviado un mensaje que decía: “Ayer ayudé a traer un niño al mundo”. No daba más detalles, pero no hicieron falta. El mensaje fue uno de esos mensajes que de repente ponen tu mundo del revés. La pregunta obvia que llegó después fue: y tú, ¿qué hiciste ayer?. De repente te parece que cualquier cosa que pudiste haber hecho, fue totalmente insignificante en comparación con la hazaña de traer a una criatura a este mundo.

Yo fui a escuchar una interesante conferencia sobre el impacto de la cultura en la economía global y cómo las instituciones culturales y las organizaciones sin fines de lucro tienen que reinventarse a sí mismas para lograr sobrevivir. ¿Qué buen fin causé con eso a la humanidad? Al principio pensé que no mucho pero luego recordé que antes de entrar, ayudé a unos turistas extraviados con sus maletas en mitad de la ciudad a saber cómo llegar a su destino. Además les di algunos consejos para evitar sobresaltos inesperados y disfrutar de sus vacaciones. Bueno, quizás eso sí podría contar como mi buena acción del día… y pensando pensando, pensé:

Primero, no es verdad que hay gestos banales. En muchas ocasiones hacemos cosas que sin darnos cuenta, pueden estar aportando algo mucho más valioso para quien lo recibe que para quien lo da. Por ejemplo, ayudar a la anciana que vive en el segundo piso a subirle las bolsas de la compra, o a una persona invidente a cruzar la calle.

Segundo, pensar en gente que salva vidas o ayudan a traer niños al mundo nos pone de frente a profesiones con un significado que va mucho más allá de un mero modo de supervivencia. Sin embargo no todos podemos ser médicos o bomberos en catástrofes humanitarias, pero sí podemos aportar nuestro granito de arena colaborando con proyectos que ayudan a personas.

Siendo esto así la conclusión también es doble: quizás no puedes ser médico y salvar vidas, pero sí puedes no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy. Date una vuelta por nuestras oportunidades de voluntariado para ver quién está necesitando ayuda quizás a dos calles de tu casa. Si no encuentras nada de tu interés, activa las alertas por email para recibir oportunidades cuando haya nuevos avisos que cumplan tus criterios.

Y para terminar, pensamos que los pequeños gestos surgen de grandes corazones. Por eso nos preguntamos: y tú, ¿qué hiciste ayer?. Bien pudo ser que escuchaste a un amigo que necesitaba desahogarse o que te quedaste al cuidado de la niña de la vecina mientras ella hacía unas gestiones… Anímate a contarnos tu pequeño gesto.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.