Buscar

Huellas de amor: "las segundas oportunidades permitirán construir un mejor país"

Adriana Cárdenas

Un grupo de voluntarios con unos perritos

¿Es posible hacerse rico dando? Organizaciones sin fines de lucro en Latinoamérica, El Caribe y España nos comparten sus reflexiones acerca de una pregunta: ¿De qué manera la labor de voluntarios ha cambiado/contribuido a su organización?

No tenemos duda que son más las buenas experiencias y los resultados positivos. Les pedimos que nos compartan los suyos para que más sean los que se animen a ‘enriquecer’ y a ‘enriquecerse’.

Huellas de amor (Adrian Cárdenas) - Pereira, Colombia

"Este proyecto tiene sus inicios en el año 2010 e inicia de manos de su hoy directora Manuela Rodríguez como una página sencilla en la red social Facebook que tenía como objetivo fundamental buscar ayudas para atender casos de maltrato animal inicialmente en Manizales, una ciudad del departamento de Caldas en Colombia.

El amor y respeto que se tiene por los animales impulsó a esta mujer a poner manos a la obra y querer dejar en cada perro o gato que encontrara en estado de abandono, maltrato o estado lamentable... una huella de amor. No paso mucho tiempo para que huellas de amor se extendiera por todo el triángulo del café, que comprende tres departamentos Colombianos dentro de los cuales se encuentra su capital Pereira, que es hoy sede de la fundación.

Huellas de amor eje cafetero a pesar de las vicisitudes, tropiezos, problemas, desaires y demás inconvenientes que ha tenido que atravesar durante todos estos años, ha logrado conformar a un equipo de voluntarios sumamente valioso. Les une el amor por los que no tienen voz... son jóvenes, niños, adultos y gente de todas las edades que conforman un equipo que está dejando huella y un mensaje de respeto por la vida.

Colombia a pesar de ser un bello país, debe abordar una discusión cuanto antes en términos del proteccionismo, pero mientras esto sucede, huellas de amor estará ahí para tender una mano a estos ángeles de cuatro patas que llenan el alma, que motivan a seguir adelante cada día, aún con ocupaciones personales el equipo de voluntarios cree y ama este proyecto con la firme convicción de que son las segundas oportunidades, las que permitirán construir un mejor país. Un país que respete a sus hermanos los animales, un país en comunión justo ahora que estamos en procesos de búsqueda de la anhelada paz, pero ¿quién dice que la paz no empieza por respetar a los animales?.

Huellas de amor eje cafetero hoy en día cuenta con un albergue bajo renta que aloja más de 100 animales entre perros y gatos, y dentro de los cuales también tenemos una mula bellísima liberada de las garras del maltrato, huellas de amor funciona gracias al trabajo comprometido de un equipo de voluntarios principales que están llenos de planes y amor por la causa.

Se tiene un objetivo claro y es ser un refugio de animales en estado de indefensión con todas las características que ello exige, porque se apunta a ser el referente de las segundas oportunidades en este país, han aparecido casos que literalmente rompen el corazón en mil pedazos, amiguitos que están a un suspiro de morir... los levantamos, reciben esa dosis de amor que nunca nadie les ha brindado, el calor de un hogar y el de una familia, inician procesos de recuperación, adaptación, esterilización y posteriormente adopción responsable en un hogar que les de amor". 

Si te gustó este testimonio, no te pierdas más en nuestra sección Voluntariado.

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.