Idealist logo
idealist

Menú

pin icon
pin icon
Publica una Oportunidad
circle-add icon
Añade tu Organización
Idealist logo
idealist

Buscar

Idealist logo
idealist
social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon

Igualdad vs Equidad: cuál es la diferencia y por qué es importante entenderla

Mari Velasco imagen de perfil

Mari Velasco

Ilustración de una valla rota por un árbol lleno de frutos (simbolizando la equidad)

Una vez que has trabajado en el sector de impacto social por algún tiempo, tiendes a familiarizarte con los términos Igualdad y Equidad, especialmente si eres parte de un equipo de diversidad, equidad e inclusión (DEI) en tu lugar de trabajo.

Aunque estos términos parecen similares, igualdad y equidad en realidad se refieren a dos conceptos muy distintos, y las diferencias entre estos conceptos son de gran importancia para las personas de tu organización y para su población objetivo.

¿A qué se refiere la igualdad? 

La igualdad hace referencia a un enfoque de derechos humanos en el que todas las personas tengan acceso a las mismas oportunidades y recursos. A primera vista, la igualdad puede parecer razonable: una clase en la que todos los estudiantes tienen los mismos materiales del curso y se califican con los mismos estándares, o un lugar de trabajo donde todos tienen las mismas expectativas.

Sin embargo, el problema con la igualdad es que incluso si todos tienen las mismas oportunidades, no comienzan desde el mismo lugar. E incluso si las expectativas son las mismas, las personas pueden necesitar diferentes recursos para cumplir con estas expectativas.

En un salón de clases, por ejemplo, un estudiante que aprende inglés como segundo idioma puede tener dificultades para mantenerse al día con las tareas y conferencias que son todas en inglés. En un lugar de trabajo, es posible que un padre soltero responsable del cuidado de los niños no pueda dedicar largas horas a un proyecto de la forma en que sus colegas sin hijos podrían hacerlo más fácilmente.

El trato basado en la igualdad puede incluso penalizar a las personas por los diferentes obstáculos que enfrentan. El estudiante puede obtener una calificación más baja a pesar de su arduo trabajo, y ese padre pueden no obtener un ascenso porque puede parecer una falta de dedicación en la mirada de su jefe.

En este sentido es importante reconocer las diferentes necesidades y ofrecer entonces mecanismos para eliminar los obstáculos para que todos puedan acceder a las mismas oportunidades. Por ejemplo, es posible que un evento para jóvenes profesionales indígenas no se considere "igualitario" o "multicultural", ya que no está abierto para que todo tipo de joven asista, sin embargo, cumple una función crucial.

Si en tu organización quieres priorizas la igualdad, lo que probablemente estés buscando en realidad es la equidad: que es más difícil de lograr.

¿Qué es la equidad?

La equidad reconoce que cada persona tiene diferentes recursos y oportunidades y busca comprender y brindar lo que las personas necesitan en base a estas diferencias. Paula Dressel, vicepresidenta fundadora de JustPartners, Inc. y el Race Matters Institute define la equidad como "tratar a todos ... con justicia de acuerdo con sus circunstancias".

La equidad, a diferencia de la igualdad, reconoce que diferentes poblaciones enfrentan diferentes barreras para el éxito y trabaja para limitar o eliminar estas barreras.  La equidad son las acciones que se llevan a cabo para garantizar el cumplimiento del derecho a la igualdad.

Como puedes imaginar, lograr la equidad es un trabajo más duro que el de la igualdad. Volviendo al ejemplo del aula, es sencillo que un profesor ofrezca el mismo programa de estudios y materiales del curso para 20 estudiantes universitarios. Es más complicado y requiere más tiempo hacer que los materiales sean accesibles para los estudiantes con discapacidades visuales, negociar los plazos para los estudiantes con discapacidades de aprendizaje y explicar conceptos como el horario de oficina a los estudiantes que no han pasado mucho tiempo en un entorno universitario.

Esto puede hacer que el salón de clases sea equitativo, en lugar de igual, ya que todos obtienen recursos adaptados a sus circunstancias y les da a todos los estudiantes una mejor oportunidad de tener éxito en el curso.

Trabajar para la equidad y la justicia

Tal vez estés familiarizado con un gráfico que usa dos imágenes para ilustrar la diferencia de igualdad / equidad. En la imagen de la “igualdad”, tres personas de diferentes alturas observan un juego deportivo desde detrás de una valla alta. Todos están en la misma posición, pero solo la persona más alta puede ver el juego. En la imagen de "equidad", las dos personas más bajas tienen bloques de madera sobre los que pararse, lo que les permite ver por encima de la cerca. De eso se trata la equidad.

Como la mayoría de las metáforas , ésta es imperfecta pero de alguna manera ilustra la diferencia de igualdad y equidad. Pero hay que ser cuidadosos en su interpretación. La imagen no busca responsabilizar a las personas por las desventajas que enfrentan.

La justicia, por otro lado, se centra en las barreras que impiden que las personas alcancen las mismas oportunidades. Cuando se agrega una imagen de "justicia" al gráfico en mención, la valla desaparece. El problema no era que los observadores fueran demasiado bajos, sino que el sistema estaba configurado para que fallaran. Y el cambio radica en eliminar las barreras del sistema con el fin de que todas las personas puedan disfrutar del juego.

La justicia como una meta a largo plazo

Lograr justicia no es una solución rápida, sino un esfuerzo a largo plazo. Para aportar en esta meta, las organizaciones sociales pueden revisar cómo sus políticas, normas culturales y prácticas de contratación apoyan u obstaculizan las oportunidades equitativas. Volviendo a los ejemplos del lugar de trabajo anteriores, una organización social podría hacerse preguntas como:

  • ¿Hemos creado un entorno en el que todas las mujeres, independientemente de su raza, origen, situación económica u otra condición puedan desarrollarse profesionalmente, expresar sus ideas y necesidades así como sentirse representadas en todos los niveles de la organización?
  • ¿Cuán flexibles son nuestras políticas de permiso parental y trabajo remoto?
  • ¿Qué apoyo financiero, logístico y emocional continuo se les ofrece a los estudiantes de primera generación (es decir ,aquellos que son los primeros en sus familias en asistir a la universidad)?

Preguntas como estas puedan ayudarnos a mejorar el ADN de nuestras organizaciones llevándolas a valorar la equidad sobre la igualdad, examinando lo que las diferentes poblaciones necesitan y trabajando para empoderarlas.

***

¿Tienes información adicional sobre la equidad frente a la igualdad? ¡Háznoslo saber en el grupo de Facebook Idealistas del Mundo!

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon
Mari Velasco imagen de perfil

Mari Velasco

Coordinadora de Idealist para Iberoamérica. Me encargo de dar soporte a nuestros usuarios y organizaciones en la región, además de alimentar con contenidos útiles al sitio de Idealist en español y contribuir para potenciar el impacto positivo de organizaciones e iniciativas solidarias.