Buscar

Información al alcance de todos los ciudadanos

Adriana Cárdenas

Un candado con una llave

La tecnología está cambiando al mundo, sobre todo a las personas que están detrás de ella generando, publicando y reutilizando la información que anteriormente era considerada confidencial o de difícil acceso. Hoy, gracias al Open Data o los Datos Abiertos, diferente tipo de información es libre para todo el mundo y sin restricciones de ningún tipo.

¿Qué tipo de información se está compartiendo?

Podemos compartir prácticamente todo tipo de información dentro de la que comúnmente se encuentran datos relacionados con el medio ambiente, movilidad, salud, educación, inseguridad, datos financieros, entre otros.

Al compartirlos ayudamos y/o fomentamos:

  • Oportunidades de interacción entre la ciudadanía, el gobierno y otras instituciones, permitiendo que ciudadano de a pie tome un rol más activo en su comunidad.
  • Gobiernos e instituciones mucho más transparentes y participativos.
  • Integración regional en la medida en que podemos aprender de la ejecución de políticas y proyectos públicos de otros países.
  • Prevenir y mejorar el diagnóstico de ciertas problemáticas como enfermedades que hoy son epidemia en el continente.
  • Personas interesadas en gestionar cambios sociales de una forma más eficiente al acceder a datos de gran relevancia para el desarrollo e implementación de proyectos.

Situación de nuestros gobiernos en América Latina

Montevideo no solo se convirtió en la la primera ciudad de América Latina en establecer una política de datos abiertos del gobierno sino en un referente para otros países de la región como ArgentinaColombia y México. Gracias al compromiso de facilitar dicha información abierta al público la inclusión de la ciudadanía con los asuntos públicos y el gobierno se hace mucho más posible.

Según el Índice Global de Datos Abiertos 2014 de ‘Open Knowledge‘, una organización sin ánimo de lucro que trabaja en la promoción de los datos abiertos, 13 países latinoamericanos están siendo evaluados en el tema. Aunque indiscutiblemente los avances son notables, todavía tenemos mucho que trabajar.

Hoy por hoy Uruguay junto con Colombia (puesto#12) y Chile #19 lideran el Gobierno electrónico en la región, seguidos por Brasil #26, México #28, Paraguay #41, Ecuador #43, Argentina #48, Costa Rica #54, El Salvador #57, Guatemala #69, Panamá #79 y Haití #95.

Algunos ejemplos de datos abiertos en Latinoamérica

  • Bogotá cómo vamos: cuenta con aplicaciones basadas en datos abiertos para ayudar a los ciudadanos a tomar decisiones y mantenerse informados en temas tales como salud, medio ambiente, educación, transporte, etc.
  • Datos abiertos de Costa Rica: cualquier ciudadano puede encontrar, descargar y utilizar los datos públicos provenientes de más de 20 instituciones del gobierno de Costa Rica.
  • Mejoramos Juntos Argentina: a través de esta plataforma se puede identificar, difundir y solucionar 36 tipos de problemas en toda Argentina relacionados con seguridad vial, servicios y espacios públicos.

Posiblemente alguna vez escuchaste decir: ‘el que tiene la información tiene el poder‘, ¿y por qué no pensar que es así, sobre todo ahora, que es el tiempo de los ciudadanos?. Con los datos abiertos esto cobra más sentido en la medida en que podemos tomar una parte más activa y crítica en los temas y planes de acción que nos interesan.

¿Cómo te imaginas los ciudadanos del futuro?¿crees que los ciudadanos tenemos más poder para actuar que antes?, comparte tu opinión en los comentarios.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.