Idealist logo
idealist

Menú

pin icon
pin icon
Publica una Oportunidad
circle-add icon
Añade tu Organización
Idealist logo
idealist

Buscar

Idealist logo
idealist
social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon

Inversión de impacto, ¿una opción para las ONG? Lecciones aprendidas en el FLII

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Foto del evento

¿Hay inversión disponible ahí fuera para proyectos que generen un impacto? ¿Somos las ONGs el lugar al que los inversionistas están mirando cuando buscan invertir en impacto social y ambiental? ¿Cuál es nuestro papel en este nuevo ecosistema de impacto social con muchos más actores en el campo de juego?

La semana pasada tuvimos el privilegio de asistir a la quinta edición del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto en Mérida, en la península del Yucatán mexicano. 400 personas, un buen número de inversores, emprendedores sociales, ONGs y programas de responsabilidad corporativa de empresas privadas... se dieron cita por quinto año consecutivo para seguir alimentando un ecosistema, el de la inversión de impacto, que avanza sin pausa en nuestra región. Estas son conclusiones muy generales pero esperamos que sirvan para dibujar un panorama más o menos acertado de lo que se está cocinando en temas de inversión de impacto en Latinoamérica.

  • Ciudadanos / Emprendedores sociales. Vivimos en un mundo en el que somos cada vez más cuidadosos con lo que compramos, donde más gente busca trabajar en puestos alineados con sus valores, donde la interconectividad hace al individuo en maneras más poderoso. Con más información, más capacidad de tomar decisiones alineadas con aquello en lo que se cree y más capacidad para incidir en acciones más allá de las suyas propias, se está generando un caldo de cultivo idóneo para que el resto de los actores continúen construyendo un camino donde los viejos paradigmas comienzan a no servir. El ciudadano tiene poder no solo de decisión, sino de co-creacción del mundo que quiere, y como tal cualquiera puede ser convertirse en un 'Change-maker', un generador de cambio, un emprendedor social, e intentar resolver problemas a los que aún nadie consigue dar una respuesta efectiva y esto, sin duda, está también incidiendo en la construcción del mundo que queremos ver en un mañana que ya es hoy.
  • El sector privado. En este nuevo mundo, bien sea por convicción propia o porque no va a quedar otra, las empresas comienzan a hablar también de su intención de cumplir una misión social, interactúan y se interesan por lo que el cliente tiene que decir. Saben que hacer esto no solo es lo correcto, es lo necesario si quieren sobrevivir. Encontramos mayormente empresas grandes, internacionales y locales con programas de responsabilidad social corporativa, financiando proyectos, firmando acuerdos con emprendedores sociales y con ONGs para transformar parte de su responsabilidad para y con la sociedad en la que viven y de la que se nutren, en acción y resultados. Para ello en muchas ocasiones necesitan del ese otro lado, de aquellos que ya trabajan con comunidades, con poblaciones desfavorecidas y que saben cómo navegar en las aguas de lo que no es pura empresa. He aquí un gran potencial de hacer más con mayores recursos, si las organizaciones hacen su parte de adaptación a los cambios.
Una cartelera con papeles de colores
FLII, 24, 25, 26 Febrero. Mérida, Yucatán. México
  • Inversionistas de impacto. Los inversores también de una forma bastante reciente comienzan a hablar de impacto más allá del retorno de la inversión. El camino para proyectos que quieran encontrar fondos o inversores que buscan proyectos está plagado de obstáculos y aprendizajes que más y más las propias fuerzas del 'mercado' están definiendo. Aquí ya estamos hablando de palabras mayores. Encontramos la pescadilla que se muerde la cola, muchas iniciativas que lamentan que no hay suficiente capital ahí fuera, y muchos inversores que claman no encontrar proyectos suficientemente maduros y con la estructura, planificación y proyección de crecimiento adecuada para asumir el riesgo de invertir en su creación, implementación y capacidad de escala. Un buen espacio para que ambos sigan creciendo, entendiéndose y generando más cambio juntos.
  • Incubadoras & aceleradoras. Al calor de todo esto surgen en toda LATAM, aunque el reparto es desigual según los países, más y más incubadoras y aceleradoras de emprendimientos que más y más tienen un componente social o medioambiental. Para aquellos que estén comenzando con un proyecto y se encuentren perdidos, encontrar este tipo de espacios en sus respectivos países es un buen punto de partida para orientarse.
  • Organizaciones sociales. En este ecosistema rico en intenciones de generación de impacto social positivo, las ONGs necesitan con urgencia definir el rol que quieren jugar. Hay sin duda espacio para ellas, pero se siente necesario que sean capaces de hacer el esfuerzo de entender qué está pasando para poder saber quién son y redefinirse en maneras donde todos ganemos. Tenemos mucho camino recorrido, una gran experiencia en saber lo que necesita el otro y cómo manejarnos con pocos recursos, pero es hora de apostar por más profesionalización, consistencia, visión, planificación y capacidad de generar resultados. Si somos capaces de llevar todo esto al siguiente nivel, hay sin duda espacio para generar nuevas posibilidades de captar recursos tanto económicos como de conocimiento, que contribuyan a un impulso más profundo de nuestras respectivas misiones.

Sabemos que este no es un reporte excesivamente minucioso sobre pasos concretos, tipos de inversionistas o cómo hacer para conseguir financiación. El abanico es amplio y cambiante y cada caso concreto tiene sus particularidades, pero es necesario entender que todo esto está pasando para decidir cómo, en particular nosotras las ONGs, queremos jugar o no a algo que podría incluso interpretarse como una 'capitalización' del tercer sector, lo que puede no gustar. Sin embargo por otro lado, añade posibilidades a un panorama cambiante, donde las ayudas internacionales o locales encogen cada vez más y donde otros actores como hemos repetido en anteriores ocasiones, están ocupando un espacio, el del impacto social, que antes era exclusivo de las ONGs y atrayendo capital privado.

¿Eres ONG? ¿Crees que estamos las ONGs listas para jugar en esta nueva liga? ¿Cuáles son tus principales dudas o temores con respecto al futuro que viene? Déjanos un comentario. Será útil conocer cuáles son sus principales obstáculos para intentar dar respuestas.

---

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

social/facebook icon
social/twitter icon
social/linkedin icon
Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.