Buscar

¡Las ONG no hacen esto! 6 mitos generalizados!

Adriana Cárdenas

letra x dibujada en tiza en una pizarra

Los mitos se transforman en obstáculos cuando dejamos que se conviertan en hechos. Sin embargo, para detener un mito basta que una persona empiece a pensar diferente y entonces, rompa la cadena. El mundo cambia constantemente y lo que en un momento dado no era posible o bien visto hacer, ahora es diferente. Estos son algunos mitos generalizados en el sector sin ánimo de lucro:

1. No podemos cobrar por un programa o servicio

Este es si no el más famoso de todos los mitos, el que tiene a muchas ONGs en el limbo. Durante años hemos creído que por ser organizaciones sin fines de lucro no podemos cobrar, y por tanto todos nuestros servicios y programas deben ser gratuitos. Culturalmente, muchos llegan a sentirse ofendidos cuando una ONG cobra un pequeño monto. Quizás a la sociedad se nos ha olvidado que las organizaciones funcionan gracias a sus fondos, y que no siempre es sano y posible financiarse a base de donaciones o cooperaciones internacionales. Los organizaciones al igual que las empresas y los individuos tienen gastos, pero a diferencia del sector privado, sus ingresos no son destinados a lucro propio, todo lo contrario.

2. Las ONG no hacen tratos con empresas

Todavía, especialmente en organizaciones más tradicionales, es casi un insulto que se considere que una ONG pueda trabajar a la par con una empresa. Durante años hemos visto este sector económico casi como un demonio, un ente pecador que ensucia a las ONG. Sin embargo, no podemos estar más lejos de la realidad. La articulación es la vía para dejar de reinventar esfuerzos, unir fortalezas y trabajar en un ambiente gana y gana en el que el beneficiario principal es la comunidad.

3. Las fundaciones u ONGs se crean para evadir impuestos

Este es uno de los grandes problemas de la sociedad: Generalizar. Lamentablemente, lo hacemos todo el tiempo, en nuestra vida personal y profesional. Las organizaciones sin ánimo de lucro no pagan impuestos porque sencillamente sus ingresos son escasos y en caso de que pagaran impuestos, muy probablemente, en cuestión de tiempo, estas organizaciones terminarían desapareciendo. La recolección de fondos es ya lo suficientemente compleja para que además tengan que pagar impuestos. Recordemos el papel que cumplen en la sociedad. Trabajan para mejorar una realidad social que el gobierno no satisface por completo. ¿Crees que tiene sentido que paguen impuestos como las empresas con fines de lucro?

4. Solo una pequeña parte de las donaciones llega a los más necesitados

Gran parte de las ONG en el mundo dependen de las donaciones para funcionar. Esto significa que si no existiesen las donaciones sencillamente no podrían funcionar. Si tienes miedo que tu donación sea destinada para algo diferente que ayudar a una comunidad en particular, dona a organizaciones que especifiquen cómo será utilizado tu dinero. Recuerda también que las ONG son administradas por personas, y que muchas de ellas trabajan de forma permanente y necesitan de un sueldo para subsistir. En ocasiones, se destina cierta parte de dichos ingresos para pagar a personas por sus servicios, sin embargo, esto no significa que las donaciones se utilicen en su totalidad para ello. A fin de año, las ONGs deben dar cuentas de cómo utilizaron su dinero, (aunque no paguen impuestos), esto debe darte una aire de tranquilidad.

5. Las ONG son poco transparentes

Solo para constituir una ONG se necesita recolectar una gran cantidad de documentos que certifiquen la legalidad de sus acciones. Un gran número de ONGs funcionan bajo cooperación internacional, lo que las obliga a que sus cuentas y proyectos sean auditadas por cierta normativa y requerimientos básicos de los financiadores. Además de ello, la rendición de cuentas, es un tema crucial en la región, las ONGs están legal y culturalmente obligadas a dar cuentas al final del año fiscal. Por supuesto, pueden existir excepciones, pero una excepción no hace la regla.

6. La cooperación es una forma más de asistencialismo

Antes quizás lo era. Las ONG cumplían más un papel mucho más asistencialista. Sin embargo, esto ha y está cambiando. Más organizaciones sin fines de lucro se han dado cuenta que la mejor vía para generar cambios en el tiempo es empoderando. Algunos ejemplos de ello son: TECHO; empodera comunidades para que sean ellas las que promuevan un cambio en sus asentamientos, Fundación Mi parque; involucran a la comunidad en la construcción de su entorno para desarrollar responsabilidad y pertenencia a largo plazo, Laboratoria; empodera a mujeres sin recursos a través de la programación. Como estas hay muchísimas más.

Lo que nos dice estos mitos, es que debemos informarnos más y mejor, sobre todo ahora, que es tan fácil crear y compartir información inadecuada. También debemos estar atentos a las nuevas formas de trabajo que existen, constantemente estamos como sector reinventándonos y estar a la vanguardia nos ayuda a no quedarnos en el anonimato, a que podamos seguir avanzando y generando más impacto.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.