Buscar

Voluntaria

Love is Giving es una iniciativa solidaria que tiene una larga historia.

Andrea Moncayo, Fundadora de Love is Giving, apoyaba como voluntaria en la Fundación Henry Davis, una casa de acogimiento para niños y niñas, hasta que repentinamente comenzaron a llegar muchos bebés abandonados. La Fundación estaba en problemas porque con los pocos recursos con los que contaban, lograban atender con lo justo a la población de niños a los que acogía. Fue entonces que Andrea buscó desarrollar una iniciativa conjuntamente con la Red Solidaria en Ecuador para lograr apadrinar con leche y pañales a todos los bebés, y así se conformó el grupo “madrinas de la leche”. Pero los bebés fueron creciendo y ya no necesitaban solo leche sino víveres. Es así que la iniciativa evolucionó a buscar donaciones de alimentos. Crearon una campaña en redes sociales y tuvieron una excelente respuesta. Pero no bastaba una campaña porque era una necesidad constante, por lo que decidieron crear un proyecto más formal y es así como nace Love is Giving.

El momento de inspiración

La inspiración inicial para crear esta iniciativa le llegó a Andrea a través de su hija de 3 años. En un viaje familiar, en una estación del tren subterráneo se acercó una chica joven, madre de dos niños pidiendo ayuda porque no tenía casa. Explicó que esa era la razón por la que debía vender chicles para mantener a sus dos hijitos. Toda esta historia era escuchada por la hija de Andrea, quien con enorme preocupación volteó a ver a su madre pidiéndole una explicación de cómo una persona podía no tener casa y que creía que era necesario que los llevasen a vivir con ellos en su casa. Andrea trató de explicar a su hija las injusticias sociales que hacen que existan personas con tantas necesidades insatisfechas, pero su hija no se quedó muy convencida.

Andrea nos cuenta que esta reflexión de su pequeña hija hizo que algo resonara dentro de ella. Unos meses más tarde, Andrea asistió con su hija a un agasajo en la Fundación Henry Davis, para los niños abandonados que viven en la casa de acogida. Una vez más, su hija angustiada le pidió a Andrea que si estos niños no tenían padres, que entonces se convirtiera ella también en madre de estos niños. Este fue el campanazo final. Andrea se dio cuenta de que su hija estaba convirtiéndose en su mayor inspiración y decidió tomarse esto en serio y desde entonces no ha parado de dedicar su vida a la ayuda social.

Andrea, además de tener un título en derecho empresarial, es peluquera de profesión, así que lo primero que ofreció fue cortar el pelo de los niños de la Fundación. Esto le llevó a tener una enorme cercanía con ellos y a desarrollar una relación cercana. Nos cuenta que una anécdota linda pero dura para ella fue que uno de los niños le pidió si no podría ser su mamá. Conmovida hasta las lágrimas, se dio cuenta de que si bien no podía adoptarlos, podía estar ahí para apoyarlos siempre. “Son realmente una nueva familia que el cielo me ha dado”, dice Andrea.

Foto Archivo de Love is Giving
Foto Archivo de Love is Giving

“Mi mayor motivación es la espiritual. Es muy enriquecedor el trabajo en ayuda social, inclusive más para el que entrega que para el que recibe. Soy agradecida de poder ser un instrumento para servir a los demás, a los niños y todas las personas a las que llegamos. Esto ha sido un antes y un después en mi vida. Ha sido una enorme transformación espiritual para mí”.

Un equipo 100% de voluntarios

Love is Giving nació inicialmente como una iniciativa ciudadana para apoyar a la gestión de la Fundación Henry Davis, con donaciones mensuales, pero ha crecido gracias a alianzas, como la lograda con la empresa TipTi, una empresa de e-Commerce orientada a la venta de productos de supermercados y tiendas especializadas a través de medios digitales y con entrega a domicilio. A través de esta alianza, han logrado canalizar ayuda no solo a la Fundación Henry Davis, sino también a casos individuales de familias que durante la pandemia necesitan recursos de manera urgente. Este apoyo a casos individuales se hace semanalmente.

Cada mes, se crean listas de necesidades y las personas que quieren ayudar adquieren directamente los productos y se realizan las donaciones. Los casos se difunden a través de redes sociales y se consiguen así las donaciones. La cantidad de personas solidarias ha ido creciendo tan rápidamente que Love is Giving está creando un banco de alimentos que espera consolidarse pronto.

almacén con comida
Foto Archivo de Love is Giving

Se organiza el trabajo en diferentes comisiones manejadas 100% por voluntarios: gestión de ayuda individual, puntos de acopio, organización de agasajos mensuales (se organiza los cumpleaños de los niños cada mes), manejo de contenido en redes, los administradores y moderadores. También se ha integrado el grupo de voluntarios de la Fundación Sonrisa Sobre Ruedas con lo cual se facilita el trabajo y se amplía el alcance. ?“Somos un grupo cada vez más grande de personas que trabajamos movidas por una misma intención que es la solidaridad”, comenta Andrea.

Superando el desafío del confinamiento

Curiosamente, durante el confinamiento estamos teniendo un apoyo increíble con donaciones. Ha habido un despertar solidario en mucha gente“. Sin embargo, después del confinamiento el panorama puede complicarse por la crisis económica que vendrá. Entonces el mayor desafío después del confinamiento va a ser lograr mantener la ayuda social y el compromiso con la labor de Love is Giving. “Pero yo soy bastante optimista“, dice Andrea, “Creo que por más difícil que sea la situación siempre hay algo que puedes compartir. Todo sumaSi todos nos unimos y nos organizamos podemos lograr grandes cosas y llevar mucha ayuda a donde se necesiteLos aportes económicos son solo una forma de ayudarpero hay muchas más“.


Grupo de voluntarias
Foto Archivo de Love is Giving

Su gran objetivo ahora es convertirse en un banco de alimentos a nivel nacional y ampliar el alcance, llegar a la mayor cantidad de gente posible.

Este es un gran ejemplo de cómo una alianza entre una iniciativa ciudadana, una empresa y varias organizaciones sociales pueden transformar vidas tanto de quienes reciben ayuda pero también, como dice Andrea, de quienes la dan!

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Mari Velasco

Coordinadora de Idealist para Iberoamérica. Me encargo de dar soporte a nuestros usuarios y organizaciones en la región, además de alimentar con contenidos útiles al sitio de Idealist en español y contribuir para potenciar el impacto positivo de organizaciones e iniciativas solidarias.