Buscar

Madre hay una sola: la tuya… la de todos

Juan Pablo Eijo

mujeres posando para una foto
Asamblea de Madres Cuidadoras. Gentileza Asociación Crecer Juntos

Por Juan Pablo Eijo (Argentina)

A mediados de los 90, la realidad del Hambre las convoca. De 50 maridos, tan sólo dos tenían trabajo. Entonces se juntaron y dijeron: O volvemos a casa a morirnos de hambre, a llorar… o la peleamos entre todas; y creyendo en la salida colectiva, construyeron la esperanza en medio de la grieta. Desde hace 16 años, la Organización Social ‘Crecer Juntos‘, trabaja en los barrios periféricos del noroeste de San Miguel de Tucumán, Argentina; 60 mujeres, que llevaron la maternidad a lo público y se pusieron al frente de 17 Hogares Centros, donde se atienden a más de 600 niños y adolescentes, con programas enfocados a la infancia, los jóvenes, las mujeres y la comunidad.

Primero fue la urgencia alimentaria; luego, con el tiempo, fueron descubriendo “otros hambres”. Hoy día, la Asociación Crecer Juntos abarca líneas de acción tales como Salud Preventiva, Educación Formal y No Formal, Recreación y Arte, Formación Profesional y Desarrollo Comunitario, entre otras. “No sólo damos de comer. Damos de comer, y además todo esto”, remarca Leonor Cruz, directora de la Asociación, y sostiene que a partir de este abordaje integral, les dieron a sus hijos y los de la comunidad, “la posibilidad de elegir; de que sepan que hay esto (que se pueden drogar), pero que también hay otro camino”. Ése, cree Leonor, ha sido el mayor logro de todos estos años.

La vida como proyecto

El país que crece en PBI desde hace 10 años, que acumula riquezas, que mejora sus indicadores sociales, no es el país que ellas ven en sus barrios, todavía postergados: “Lo que ha hecho el Estado con los recursos que dispone, no ha tocado un ápice por la inclusión de nuestros adolescentes y jóvenes”, reclama Edmundo Dantes Moreno, único hombre en este reino de mujeres (“un mal necesario”, bromea Leonor). Frente a ello, Crecer Juntos lleva adelante el programa NAJs, que tiene por objetivo brindar a los niños, adolescentes y jóvenes de la comunidad, unas “condiciones mínimas de equidad” para que puedan estar en situación de “poner la vida como proyecto”.

Este programa abarca cuatro campos prioritarios, todos abordados de manera integral: Educación, con la implementación de grupos de aprendizaje comunitario; Trabajo, brindando cursos de oficios, como ser electricidad, cerámica y carpintería; Arte, con talleres de plástica, teatro, murga; y Participación, por medio de Asambleas de Jóvenes y Adolescentes.

“Los hijos de la comunidad son también nuestros hijos”

En la experiencia de la organización, las mujeres han resignificado su rol social y el concepto de maternidad: “Rompimos con la lógica individualista y machista de la sociedad. Pasamos de lo doméstico, de estar en la casa, a hacer algo por lo público”, reflexiona Leonor, mientras el mate sigue la ronda en la cocina del Hogar. Y en este salir a los barrios, en este crecer juntos, fueron definiendo una segunda naturaleza de maternidad: una maternidad socializada. De ahí el término “Madres Cuidadoras” (así se las conoce) que remite, para Dantes, a la idea de “Gran Familia” que se ha instaurado en los dieciséis focos de desarrollo comunitario.

–Es común que muchos de los chicos nos digan por la calle ‘Chau, Mamá…’ -cuenta Claudia Díaz, presidenta de la organización, al tiempo que una joven se pone de codos en la mesa y tres o cuatro niños revolotean a nuestro lado.

La restauración de las redes sociales; la organización civil como protagonista del cambio; la restitución de derechos y la construcción de la esperanza en una región signada por el desamparo, son los grandes desafíos que asumieron las Madres.

–Se la pasa duro en los barrios -reconoce Dantes-. La realidad se nos mete. Y creo que es un logro de la organización, que en una realidad así, podamos pensar todo esto. Y de a pedacitos, construir la esperanza.

Porque ése es nuestro gran desafío”, concluye: “Construir la esperanza en esta grieta”.

Dejo el Hogar, en medio de una marea de niños jugando, corriendo… riendo

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Juan Pablo Eijo

En estos momentos se encuentra viajando un poco. Además de colabora con el blog de Idealistas, escribe en suite101.net y practica fotografía.