Buscar

Más que 7 buenas razones para hacer voluntariado con animales

Esther López

Foto dulce de un perrito

¿Estamos seguros de lo que significa el término “voluntariado”? ¿Sabemos cuánto abarca esta palabra? Ser voluntario significa hacer algo por voluntad propia sin obligación por parte de un tercero. Algo que nace de uno mismo, donde se disfruta, se vive y se aprende.  Siempre asociamos, la mayoría, el trabajo altruista con ayudar a personas que necesitan de nuestra ayuda por algún motivo. ¿Realmente es solo eso? ¿Sólo centramos el voluntariado en las personas?

Hoy quiero centrarme en un tipo de voluntariado del que solo somos conscientes cuando se nombra: los animales. Es muy bonito y divertido tener una mascota en casa hasta que llega el momento en el que se convierte, para muchos, en un estorbo. Quiero recalcar la importancia de tener una mascota y de la necesidad que hay actualmente (¡realmente enorme!) de aportar nuestro granito de arena a todas esas asociaciones que dedican su día a día, y sin descanso alguno, a cuidar de todos aquellos animales que son abandonados y/o maltratados. Necesitan nuestra ayuda. Como todas aquellas personas que están pasando un mal momento, ellos también necesitan un techo, comida y el derecho a ser atendidos siempre que lo necesiten.

Beneficios para ellos, beneficios para ti

Cada 15 de agosto se celebra el Día Internacional del Animal Sin Hogar. Desde que nací he estado rodeada de animales. Mi vida sin un peludo a mi lado no sería lo mismo y sufro al saber que otros animales no son tratados como merecen. Te aportan miles de cosas que toda persona debería experimentar:

  • Nunca tienen un mal día.
  • Cuando te sientes mal saben cómo darte el cariño que necesitas.
  • Hagas lo que hagas siempre te reciben bien y te dan besos.
  • Saben cómo chantajearte con su mirada para conseguir lo que quieren (¡algo que te hace reír mucho!)
  • Sientes esa responsabilidad de cariño y cuidado hacia tu mascota que te hace crecer como persona.
  • Despertarte con su cariño y lametazos es lo mejor del mundo.
  • Llega un punto en el que la conexión es tan grande que con tan solo una mirada ya entiendes cómo se siente.

No todos los animales son iguales, todos tienen un carácter diferente pero no por eso merecen más o menos que otros. También las personas somos diferentes, ¿y por eso merecemos un maltrato o abandono por ser como alguien no quiere que seas? ¿No merecemos ese respeto?

Sembrando conciencia

El motivo de esta entrada es principalmente concienciar a todo el mundo de que un animal no es un juguete, que sufren y que saben lo que pasa en todo momento. Sienten miedo y pena, frío, calor y hambre. Cada hora en España son abandonados 16 perros o gatos. En la mayoría de las comunidades autónomas de España, un animal abandonado no pasa más de 52h en acogida cuando es sacrificado.

ADOPTA + ACOGE + SE VOLUNTARIO + COLABORA

Ahora, más que nunca, nos toca inventar mil ideas para aportar nuestro granito de arena. ¿No tienes tiempo para ser voluntario? ¡Dona! ¿No puedes aportar económicamente? ¡Haced una actividad solidaria y recaudad entre todos! ¿Quieres ampliar la familia? ¡Adopta! ¿No sabes lo que te deparará la vida y temes no disponer de tiempo para cuidarlo? ¡Acoge!

Si quieres colaborar con alguna protectora cercana a tu casa y no sabes cómo, quieres hacer una actividad solidaria y necesitas apoyo ¡lo que sea! Ponte en contacto conmigo y lo hablamos: orientatentuvoluntariado@gmail.com

Para terminar, quería compartir una frase de Mahatma Gandhi que en pocas palabras dice mucho: “Un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. ¿Qué piensas?

___

Esther López

Esther López, integradora social y apasionada del mundo del voluntariado. Empieza hace más de dos años el proyecto Oriéntate en tu Voluntariado para orientar, motivar y promover sobre voluntariado. Actualmente, metida de lleno en OV, proyectos de voluntariados externos y comprometida con la realidad social que le rodea cada día.