Buscar

¿Mejorar el mundo?: "Educación, educación, educación"

Elena Martín

David Araujo en una clase con jóvenes

A los dos años David Araujo sufrió de polio, lo que le dejó secuelas y una vida de la mano de analgésicos para paliar el dolor. Lo que no sabía es que la vida le traería también nuevas sorpresas que dolerían de otra manera. Viviendo entre Nicaragua, El Salvador y su propio país Honduras, la vida le situaría “por 20 años bajo la bala de fuego y del cañón viviendo tres guerras civiles y una guerra internacional”. Pero lejos de caer en un espacio oscuro, los contratiempos convirtieron a David en un catalizador para la esperanza…

¿Qué habrá más allá del mar?

La cultura, la educación y el mundo de lo social han marcado la vida de este idealista Hondureño. En Nicaragua el teatro le acompañó “en 1982 llegué al país, yo era experto en títeres y me desarrollé escribiendo guiones teatrales. Esa es una de las cosas que más me han encantado. Escribir historias, escribir, escribir, escribir…”

De ahí pasó otros 12 años como director de una organización de la sociedad civil que prevenía en niños y jóvenes el uso de drogas y violencia. Toda una experiencia que le condujo a trabajar para diversos organismos internacionales como consultor en derechos humanos y políticas públicas de prevención de la conflictividad social. Por este trabajo consiguió premios internacionales como Sprint of Liberty de PRIDE Internacional otorgado por el éxito de prevención de drogas en Honduras, así como el premio OIT por la implementación de programas de Responsabilidad Social Empresarial con un programa de becas para niños con excelencia académica en escuelas públicas.

El poder de una visión

Aunque el conflicto parecía ser una constante en su vida y su trabajo, David encontró una fórmula para paliar este contexto adverso. A través de un diplomado que pudo hacer en México, “uno de los maestros, Michael Hoffman, nos dio una charla sobre el poder de una visión, nos puso unos videos de Joe Baker en los años 80, eso a mi me impactó”.

Y es en parte este tipo de aprendizajes que no solo le hizo fuerte, sino que encontró la manera de hacer fuerte a otros. “Además de ser un sobreviviente, he sido un idealista en la práctica porque yo sé lo que es estar pegado al piso para que una bala o una bomba no te haga daño. Entonces he trabajado con jóvenes, en pandillas, en barrios peligrosos para desarrollar algunos proyectos con ellos y ese ha sido mi vivir. Siempre que termino un trabajo, reflexiono con ellos sobre su futuro y su visión. Trato de dejarle a cada persona un mensaje de esperanza de fe en el futuro, de lucha, es parte de mi diario de vida”.

David con los jóvenes
Grupos focales con líderes comunitarios y jóvenes

¿Cómo transformamos las cosas?

En un contexto internacional donde la desigualdad, la pobreza, la corrupción y la escasez en algunos lugares siguen creciendo, ¿cómo hacemos como personas para cambiar las cosas? David está convencido de que es un camino de triple recorrido, largo, medio y corto.

A la larga, “no me cabe a mi la menor duda que la acción es la educación. Trabajar con niños, desde el embarazo de la madre, la atención prenatal. Si le damos a un niño las mejores condiciones en su estado prenatal, este niño va a desarrollar su potencial si tiene las oportunidades. Educación, educación, educación debe ser la constante”.

A mediano plazo “debemos desarrollar campañas, o programas de 5-6 años para atacar causas, por ejemplo: fortalecimiento de las instituciones democráticas, cultura de paz en los ciudadanos, programas generacionales… así como de forma permanente, fortalecer la institucionalidad para que la justicia funcione, la cultura de paz en los ciudadanos.

Y a corto plazo en mi país necesitamos ayuda de emergencia, humanitaria. necesitamos atender necesidades urgentes, personas con necesidad de comida, enfermedades terminales, que perdieron su vivienda, que son víctimas de la violencia y necesitan seguridad. 

David afirma como “los idealistas deberíamos dividirnos en esas tres acciones para poder trabajar para que la humanidad un día deje de apagar fuegos y atendamos cosas más estructurales y a largo plazo que nos de sostenibilidad en el desarrollo humano”.

Pues ojalá entre todos seguimos encontrando y construyendo esos caminos.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Por otra parte, ¿tienes una historia que inspira a otros a pasar de la intención a la acción? ¿Necesitas ayuda en la difusión de un curso, convocatoria, webinar, …? Desde Idealist te podemos ayudar, te contamos cómo.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.