Buscar

¿Qué nos estamos perdiendo por no escuchar?

Elena Martín

Ilustración de varias personas conectando sus ideas

En un mundo lleno de ruido, el arte de escuchar es un bien escaso. En en el caso de ONGs y organizaciones sociales ¿cómo escuchando podemos facilitar y mejorar nuestras relaciones con aquellas personas a las que servimos? ¿Los escuchamos suficiente o preferimos escucharnos a nosotros mismos?

Leía hace días un artículo Escuchando a los que más Importan (Listening to Those Who Matter the Most), donde reflexiona y menciona diferentes ejemplos sobre cómo las empresas, suelen interactuar con consumidores y clientes para poder detectar sus necesidades y así crear productos acorde. Sin embargo, cuando se trata del gobierno o de las organizaciones sociales, menciona como a veces se contrata a expertos o se pide que la gente de ideas sobre soluciones… pero en más ocasiones de las deseadas, se pasa por alto a aquel que será el receptor de nuestro trabajo.

¿En qué medida es esto verdad?

Déjenme preguntarles entonces, en el cumplimiento de su misión y cuando buscan respuestas a los problemas que están tratando de resolver, ¿cómo es que determinan cuáles son las mejores soluciones?. Lo determina el director de la organización, lo determinan expertos a los que ustedes consultan, lo determina un consenso entre los que trabajan en la organización… ¿Cuánto es que hablan ustedes con aquellos a los que están tratando de servir? ¿Son ellos la fuente prioritaria de conocimiento cuando necesitamos respuestas?

Es interesante como el anterior artículo, tratando de entender por qué nos cuesta a veces acercarnos a la fuente, a aquel al que en definitiva estamos tratando de servir, plantean las posibles siguientes razones:

  • Puede ser que lo que pasa es que no confiamos en el punto de vista del beneficiario de nuestro trabajo
  • Tenemos miedo de lo que podamos llegar a escuchar de ellos
  • Quizás vamos a aprender algo que va a cuestionar nuestra idea de cómo solucionar el problema.
  • Quizás no tenemos una manera de aprender y pedir su opinión que sea rigurosa, útil o fiable.

Sea como sea cada uno sabrá, pero sin duda hay ventajas en un proceso del que una y otra vez oímos hablar cuando escuchamos hablar de innovación y en particular de innovación social: identifica un problema y no asumas una solución y te pongas a trabajar por ella, tómate el tiempo de convivir con quien tiene la necesidad y haz preguntas, muchas preguntas antes de hablar de soluciones. En definitiva, escucha, escucha, escucha y cultiva el arte de preguntar y escuchar más allá que solamente hablar. Entonces…

¿Qué ganamos si hacemos preguntas, escuchamos más y hablamos menos?

  • Ganamos en perspectiva, y no necesariamente la nuestra, sino la del otro que es finalmente quien recibirá la mano que estamos tratando de darle.
  • El otro sentirá que en el lugar de que le están tratando de convencer, es un miembro activo en la co-creación de la respuesta, lo que te hará ganar su confianza.
  • Incrementaremos la autoestima y confianza de aquellos a los que tratamos de ayudar. Preguntando y escuchando haces sentir a otros que su opinión sobre cómo hay que hacer las cosas, importa tanto como la tuya.
  • Ganamos tiempo, ya que es posible que una escucha más activa nos lleve a ver cosas obvias en lugar de fracasar, tratar de entender qué pasó y volver a intentarlo.
dialogo.jpeg

En definitiva, ¿es la escucha una de las cosas en la que tu organización o tú mismo puede mejorar? Nada de lo que avergonzarse, es gracias ser más conscientes que podemos mejorar. ¿Son estas reflexiones útiles para que podamos seguir avanzando? Estamos como siempre encantados de recibir su opinión.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.