Buscar

Nunca se es demasiado mayor para jugar

Marcela Bogdanov

Una feria de juegos populares

“¡A la puchica. Vuela AAAALTOooo, el barrileteeee!” Grita entusiasmado Jeremy, mientras señala el barrilete que su prima Shirley hace ondear en el cielo azul.

Jeremy (4 años) y Shirley (10 años) pasan la mañana del sábado junto sus padres en una playa de la costa Pacífica en Guatemala haciendo volar sus barriletes multicolores. Ellos mismos los construyeron: palitos de madera, papel maché, periódicos viejos para hacer la cola, hilo de coser, pegamento y un bote vacío de repelente de mosquitos “Autan” que sirve para manejarlo – me explican.

La importancia del juego y el tiempo libre

El placer que produce el juego es inmenso, tanto en niños como en adultos.“Muchos animales juegan durante su formación, pero el ser humano juega toda la vida. Homus ludens, así nos bautizó el estudio Huizinga Explica Imma Marín, una mujer apasionada por todo lo que tiene que ver con el juego y los juguetes. “El juguete existe desde que existe el juego, y el juego existe desde que existe el ser humano”.

Y es que  jugar no requiere mucho más que una actitud juguetona ante la vida. Como nos recuerda el barrilete de Shirley: cuando se tienen verdaderas ganas de jugar no se necesitan complejos juguetes de última moda. Pero eso sí: disponer de tiempo libre para dedicarlo al entretenimiento y al ocio es imprescindible. Hasta el punto que el disfrute del tiempo libre se ha reconocido como un Derecho Humano (Art. 24) y un Derecho de la Niñez (Art. 31).

Sin embargo, los hábitos de consumo y la búsqueda constante del uso racional y “productivo” del tiempo, especialmente en las sociedades urbanas e industrializadas, son grandes obstáculos para la lúdica y la creatividad. Michael Ende hace un interesante retrato de la sociedad de los hombres grises en su fabulosa novela “Momo o la extraña historia de los ladrones de tiempo” (1973), lectura que recomiendo a jóvenes y adultos.

Barriletes gigantes en Guatemala

En Guatemala los barriletes no son sólo juegos de niñosPara muchos adultos son elementos de entretenimiento y para algunas comunidades también son expresiones artísticas, tradición e incluso parte de la vida espiritual. Justamente en estas fechas ya se están terminando los barriletes gigantes tradicionales (de hasta 10 metros de diámetro) para las celebraciones del Día de Todos los Santos en Sumpango y Santiago Sacatepéquez. Según la tradición de ambos pueblos, los barriletes gigantes sirven para elevar las almas de los muertos al Cielo y también para alejar los malos espíritus.

¿Conoces alguna otra analogía entre el juego, la edad adulta y la preservación de la cultura? Compártela aquí.

Si te interesó esta historia, no dejes de leer “¿Ganar o perder?… esa no es la cuestión“, así como otras entradas de Marcela Bogdanov.


____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Marcela Bogdanov

Colabora en el blog Idealist.org. Trabaja en España y Centroamérica apoyando a organizaciones no lucrativas para mejorar la calidad e impacto de sus proyectos de educación y desarrollo.