Buscar

Otorgando dignidad al trabajo de 90.000 costureras en Argentina

Elena Martín

Colaboración entre VIVA Idea e Idealist

Por Elena Martín – Idealist.org

Ilustración principal del artículo

Colaboración entre VIVA Idea e Idealist

Por Elena Martín – Idealist.org

El Costurero de LyF es el primer coworking de costura en Argentina. La pasión por el diseño de moda, la jubilación de sus papás y el convencimiento de que con los socios adecuados se puede dignificar la vida de miles de costureras en Argentina, han llevado a Lilian a recuperar un oficio. Pero además de eso, a otorgarle la dignidad que demanda un sector donde las condiciones de trabajo están muy lejos de ser idóneas. ¿Cómo es que Lilian está avanzando más rápido de lo que imaginaba con este emprendimiento nacido en Rosario, y que planea escalar a toda Argentina y al resto de la región?

Lilian Farias estudió diseño de moda y vivió en carne propia lo que era coser para otros. “La necesidad la llevo viendo más de doce años. Estudié diseño de moda, pero no pude emprender porque trabajaba de moza en la noche para poder comprar los materiales. Era muy costoso. Terminé estudiando y trabajando como enfermera”.

cita

Sin embargo, todos estos años ella siguió cosiendo y viendo la explotación textil del último escalón y la necesidad de una regulación. “En cierto punto me metí en un grupo de costureras de Rosario y me di cuenta de que son más de 90,000 personas las que están en esa situación. ¿Cómo en 2017 puede existir semejante estructura económica que no tenga un respaldo, una asociación, una reglamentación?”

Cambiando las reglas del juego

Lilian está convencida de que mucha gente quiere un cambio, pero no existen los espacios para crearlo. Ayudar a sus papás a decidir qué podían hacer con su tiempo libre tras su jubilación y preguntarse qué podía hacer con varias máquinas de coser que tenía en desuso, fue el puntapié para decir “ahora puedo hacer algo”.

Lilian rápido se dio cuenta que para lograr lo que imagina, las reglas del juego tienen que cambiar. Por el momento ha comenzado por lo que considera su mayor logro, aliarse con la municipalidad y poder crear una incubadora textil que ayude a la profesionalización y dignificación del trabajo de estas costureras. Esto se comenzará a conseguir con la oficialización de un título.

“Para el 2019 podremos ofrecer educación de calidad con certificación y de ahí viene de la mano poder formalizar a las 90,000 personas, solo en Santa Fe. La idea es traer el plan de estudios de la UBA, la Universidad de Buenos Aires que tiene una validez nacional y donde se enseña indumentaria. Queremos que esa misma titulación esté disponible en Rosario”.

¿Cómo negociar impacto por recursos?

La clave de su modelo viene de la mano de la diversificación de servicios ofrecidos, que al mismo tiempo nutre la generación de impacto a través de las opciones que los y las estudiantes reciben.

infografía sobre cómo intercambiar impacto por recursos

Retos para escalar el impacto

La diversificación de ingresos a lo largo de la cadena de valor del servicio que ofrecen, da buenas perspectivas a futuro. Sin embargo, cuando hablamos de escalar, la clave para comenzar es oficializar una titulación y hacerlo en alianza con la municipalidad lo cual está en camino. A partir de ahí Lilian afirma que sería mucho más fácil con esa legitimidad estar en cada provincia. Sus aspiraciones no se quedan cortas “He hecho mi modelo de negocio siete veces y en mi mente está claro: para 2019 conquisto Santa Fe, en 2020 Argentina y para 2025 Latinoamérica”.

Crear empresa para ayudar a otros

Fue la vía que descubrió Lilian para encontrar una salida laboral para su familia y a su vez, conseguir lo mismo para miles y miles de costureras argentinas. ¿Qué siente ella que debe tener todo emprendedor social para conseguir sus objetivos?

1. Crear empresa para ayudar a otros: “Todo viene de la mano, económicamente tú tienes que estar estable, entonces es que puedes ayudar al otro, es lo que intentamos desde El Costurero”.

2. Carácter, resistencia, honestidad y redes: “Si no, no sobrevive. Puedes tener muy buenas intenciones, pero si no sabes a quién contactar no dura mucho”.

3. Capacidad de equivocarse: “Solo puedes pensar que algo está bien o no cuando lo hiciste. A mí me costó escuchar muchos comentarios desalentadores, pero no hay que quedarse en el miedo”.

4. Tenerlo claro y testear con la realidad: “Asegúrate que estás en el mercado correcto y una vez que estés en proceso de iniciación, que nadie te haga bajar los brazos”.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.