Buscar

¿Por qué es tan difícil pedir aquello que necesitamos?

Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

Una mujer tímida

Me resulta sorprendente ver la facilidad con la que los niños piden ayuda, parece tan espontáneo y una actitud casi intuitiva que me pregunto: ¿por qué una vez crecemos nos cuesta tanto pedirla, o mejor aún aceptar que la necesitamos?

Asumir que necesitamos la mano de otra persona, organización y demás, no es una tarea fácil para muchos. Como organizaciones sin fines de lucro se vuelve en varias ocasiones más que un acto ocasional, una constante actividad muchas veces incomoda y difícil, aunque necesaria.

Quizás entender el por qué nos cuesta tanto a muchos, tiene que ver con la forma en que pensamos y vemos el mundo. Aquí te compartimos algunos miedos y maneras de pensar que pueden estar influyendo:

  • Asumimos que molestamos al otro – En varias ocasiones asumir cosas por otros no es una muy buena práctica. Si tu organización sabe pedir ayuda o colaboración crearás una relación estrecha con los interesados en tu causa u proyecto. No asumas que molestas, asume que es tu tarea impresionar a tu interesado, ser honesto y creativo para crear y mantener una buena relación con tus colaboradores.
  • Miedo a ser percibidos como una organización débil – Aceptar que necesitamos ayuda, no es una debilidad, al contrario, se necesita de un gran compromiso y responsabilidad para aceptar que si queremos hacer mejor y más grandes cosas necesitamos la colaboración de otros. No siempre tendremos todo el conocimiento ni todos los recursos, pero siempre habrán personas, en algún lugar, con la intención de ayudar.
  • Miedo a que respondan de mala manera – El mundo esta lleno de personas de todo tipo, somos diversos y así como nos podemos tropezar con personas que no querrán ayudarnos o que vean mal que estemos pidiendo ayuda, habrá quienes sean todo lo contrario y por ellos vale siempre la pena intentar. Siempre recordando que la ayuda extra que necesitamos hace parte fundamental de nuestros esfuerzos por generar un verdadero impacto social.
  • No queremos que conozcan qué nos falta o en qué no somos buenos – El ego o el miedo al “qué dirán” puede pararnos a buscar la ayuda que necesitamos. Dejar saber qué necesitas también es un acto de transparencia contigo mismo y con la comunidad a la que sirves. Así que atrévete, seguro te sorprenderás saber lo que puedes conseguir.
  • Miedo a no conseguirla – Si antes de buscarla o antes de reconocer que la necesitamos pensamos en que no habrá nadie que nos ayude, posiblemente ese será el resultado. Una actitud abierta, nos ayuda a ver el camino más claramente, realizar las estrategias adecuadas y sobre todo ponerle el empeño que se necesita.
Todos nosotros, en determinados momentos de nuestras vidas, necesitamos tener asesoramiento y recibir la ayuda de otras personas” – Alexis Carrel

¿Alguna otra razón por la que tienes miedo de pedir ayuda?, compártela con nosotros en los comentarios.

Si te gustó esta entrada, quizás te interese leer: controla tus emociones para que ellas no te controlen a ti.


____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Adriana Cárdenas imagen de perfil

Adriana Cárdenas

Desde mi trabajo como voluntaria ayudo a personas que no tienen acceso al sistema de salud en Nueva York traduciendo de inglés a español y vice versa eventos de salud gratuitos y gestionando actividades de divulgación. A su vez, coordino los medios sociales de la organización a la que sirvo.