Buscar

Quiero hacer del mundo un lugar mejor, pero no tengo tiempo

Elena Martín

Tres relojes despertadores de diferentes colores

OBSTÁCULO #1 para transformar tus buenas intenciones en #acción: La falta de tiempo

Andamos como locos, con más cosas que hacer que lo que nos permiten 24 horas del día. A muchos les gustaría dar una mano pero si preguntamos, encontraremos una y otra vez una respuesta recurrente, “me gustaría ayudar pero… no tengo tiempo”.

El tiempo es una razón que utilizamos a menudo para justificar el que no podamos hacer algo. “Si solo el día tuviese unas cuantas horas más…” y sin embargo, ¿y si no fuese una cuestión de tiempo sino de perspectiva?. ¿Qué maneras de relacionarnos con el tiempo, (o con la falta de él) nos ayudarían no solo a ser más productivos, sino a poder comprometernos con esa causa que siempre tenemos en mente pero para la que nunca es el momento? Aquí van algunas claves:

  • Revisa tus prioridades: Si hay algo que quieres hacer pero no tienes tiempo, revisa en qué estás ya empleando tu tiempo y si hay algo que de hecho, no es tan prioritario. Por ejemplo, ¿cuántas horas al día ves la tele o navegas por internet?… ¿Puedes o quieres modificar estos hábitos? y si lo hicieras, ¿qué es eso que ahora no haces y que sí podrías hacer?
  • Planifica, crea el tiempo: El tiempo no se encuentra, el tiempo se crea y para crearlo, una pieza clave es planificar. Planificarte te ayudará a no improvisar y a comprometerte con una tarea que decidiste llevar a cabo. Por ejemplo, si quieres hacer voluntariado dos horas por semana, encuentra una oportunidad que encaje con tu horario y haz un compromiso marcándola en tu calendario.
  • Considera todas las opciones posibles: A los que quieren ser voluntarios pero realmente el tiempo les limita incluso priorizando o planificando, consideren la opción de voluntariado virtual, oportunidades puntuales con organizaciones o por qué no, donaciones bien en dinero o especie pueden ser otras formas de contribuir.
  • La importancia de estar más presente: una de las razones por las cuales no aprovechamos bien el tiempo y siempre parece faltarnos, es porque nos cuesta estar centrados y nos sentimos culpables. Estoy en el trabajo cuando debería estar pasando más tiempo con mi familia. Qué hago ¿voy al gimnasio o me comprometo con una causa social?… Una vez más, párate, prioriza y disfruta de lo que haces en el momento en que lo haces.

¿Cómo crees que revisar cómo interaccionas con el tiempo puede ayudarte?

Revisa aquí las oportunidades de voluntariado o las organizaciones con las que te gustaría trabajar. Valora si realmente quieres comprometerte con una causa y reserva un tiempo en tu semana para causas sociales. Busca oportunidades y cuando encuentres una que encaje, participa y disfrútala plenamente. Probablemente recibirás mucho más de lo que das. Es posible que tras probar, el tiempo habrá merecido la pena, en lugar de haber sido un obstáculo.

En la serie “De la Intención a la Acción” analizaremos cuáles son los obstáculos más comunes que las personas encuentran y que les impiden transformar sus buenas intenciones en acción. Trataremos de encontrar las claves para revertir el obstáculo y ayudarte a seguir adelante.


____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.