Buscar

Tengo una idea para cambiar el mundo pero... no tengo dinero

Elena Martín

Una alcancía de chanchito

Obstáculo #3 para transformar tus buenas intenciones en acción: La falta de dinero

En nuestra intención de cambiar las cosas o llevar a cabo una idea, a menudo escuchamos… “Pero, no puedo, no tengo dinero”¿Es esa razón suficiente para no intentar? ¿Para tirar la toalla?

Digamos que tienes un proyecto que quieres llevar adelante pero esto es lo que te dice tu mente… “No, en realidad no puedes, ¿cómo vas a financiarlo?”. Piensa cómo la situación cambia si en su lugar te dijeses, “no tengo dinero, pero ¿dónde más puedo conseguir fondos más allá de en mi cuenta del banco?”. La primera afirmación pone un muro delante nuestra, la segunda, abre la puerta al mundo de lo que es posible, no al mundo de lo que no lo es.

En definitiva, tú eliges dónde pones tu atención. Si tienes una idea y quieres hacerla posible, te invitamos a ser creativo y abrir la puerta a la posibilidad. Aquí te damos algunas ideas para que tu idea con impacto no quede en nada por la falta de financiación:

  • Busca aliados y deja el ego de lado: ¿quién está haciendo algo similar a lo que quieres hacer? Es posible que uniendo esfuerzos, todo sea más llevadero, incluída la necesidad de invertir.
  • No olvides que fuera de la fórmulas tradicionales de pedir dinero prestado, más y más proyectos acuden a la fórmula del Crowdfunding (o financiación de la multitud). Descubre múltiples plataformas para ello en este enlace.
  • Averigua qué fundaciones ofrecen ayudas para financiación de proyectos. Puedes buscar por palabras clave como ‘fundación+tema de tu interés’ usando el buscador de Idealistas. Hazlo también en inglés. Si tu emprendimiento es un emprendimiento social, no dejes de explorar las opciones de lo que se ha dado en llamar Inversión de Impacto. 
  • Tecnología como aliada y no como enemiga: ¿Puedes hacer esto sin dinero? ¿Cómo? Depende de lo que tengas en mente, es posible que la tecnología pueda ayudarte y en este caso, recuerda que muchísimas herramientas son gratuitas. No dejes de explorar qué hay en la red y cómo su uso puede ayudarte sin gastar un céntimo.
  • Muchas organizaciones e iniciativas están tirando por el lado de la RSE (Responsabilidad Social Empresarial) para desarrollar iniciativas conjuntas. Si tu idea es buena, siempre puedes acudir al sector privado y buscar colaboración. Pongamos por ejemplo que necesitas un espacio físico para desarrollar tu actividad. En lugar de ver cómo alquilas uno, presenta tu idea a una iniciativa privada que pueda cederte el espacio y quizás apoyar el proyecto. Muchas iniciativas privadas se están acercando a esta fórmula para encontrar vías a través de las cuáles puedan contribuir a la generación de impacto. A veces cuestionado, es una opción. Tú eres finalmente quien decides.

Creatividad al poder. No dejes que lo que crees que no puedes conseguir, haga sombra a lo que sí puedes conseguir. ¿Te viste con falta de fondos para desarrollar un proyecto y encontraste una forma original de resolver esta carencia? Cuéntanoslo.

En la serie “De la intención a la acción” analizaremos cuáles son los obstáculos más comunes que las personas encuentran y que les impiden transformar sus buenas intenciones en acción. Trataremos de encontrar las claves para revertir el obstáculo y ayudarte a seguir adelante.

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.