Buscar

¿Tienes madera de líder participativo?

Elena Martín

Dibujo de varias personas en las que una se destaca de otro color

Si hasta ahora la figura del 'jefe', director, fundador... era el punto de referencia para la toma de decisiones y el cómo debían hacerse la cosas, hoy la historia está cambiando. Los nuevos contextos, retos, entornos de trabajo más diversos y multidisciplinares hacen que tengamos que revisar cómo lideramos a las personas para sacar lo mejor de ellas y para el beneficio de todos.

Hay muchos tipos de liderazgo, pero en estos nuevos contextos y muy alineados con el mundo del tercer sector, está el llamado liderazgo participativo.

El líder participativo es aquella persona que basa su influencia al escuchar las opiniones e inquietudes de los demás.

¿Eres tú uno de ellos? Estas son las características que definen a un buen líder participativo:

  • Capacidad de comprensión para entender lo que opinan los demás y saber escuchar sus dudas o problemas.
  • Es capaz de definir muy claramente el objetivo y motivar a todos de manera que puedan centrase en la consecución del mismo.
  • Este tipo de líder no debe hacer distinciones sino todo lo contrario, hacer sentir a todos que se les brinda la misma información y atención.
  • Facilita los canales para que la comunicación fluya entre todos los integrantes del grupo.
  • Tiene la capacidad de ver cuando una propuesta es mejor que la propia original y adoptarla en pro del beneficio común, y no de su propio ego.
  • Invita a la participación colectiva de la toma de decisiones.
  • Sabe delegar tareas.

¿Qué beneficios tiene contar con alguien así en nuestras organizaciones?

  • Genera un mayor nivel de compromiso y confianza entre los integrantes del grupo.
  • Fortalece relaciones más horizontales que verticales entre líder y seguidores.
  • El esfuerzo es común. Más que fomentarse relaciones de competencia, se entiende que colaborando podemos conseguir mucho más que compitiendo.
  • Se incrementan los niveles de motivación: cuando se pide opinión, se acepta la sugerencia de alguien o la decisión se lleva a cabo tras haber tenido en cuenta la visión de las partes, las personas se sienten mucho más parte de los procesos.
  • El líder se reserva el derecho a tomar la decisión final, pero de primeras invita a las personas a alzar su voz si tienen algo que aportar.

¿Alguna desventaja?

Suena todo muy color de rosas, pero debemos tener en cuenta que este tipo de liderazgo puede contar con algún 'contra'. Es bueno que seamos conscientes para estar alerta y no dejar que las desventajas se nos escapen de las manos.

Por ejemplo: al querer tener más voces en cuenta, el proceso de toma de decisiones se puede alargar incluso llegar a estancarse. Además el líder deber ser capaz de comunicar muy claramente por qué incluso cuando otras voces cuentan, no son tomadas en consideración. De esta manera se tratará de evitar que la persona no se sienta traicionada o engañada. El líder debe ofrecer buenas y directas razones.

Y con todo esto, ¿lideras?, ¿consideras que el liderazgo participativo tienen buenas opciones que aportarnos?

___

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

 

Elena Martín

Editora del blog de Idealistas.org, coordinadora de nuestro fantástico grupo de colaboradores. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.