Buscar

El TOP 10 antes de la entrevista de trabajo

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Un reloj con las horas al revés

¡Síííí! el teléfono sonó y en dos días tienes una entrevista para cubrir ese puesto en una ONG que has estado persiguiendo durante tanto tiempo. Mil preguntas te asaltan, el estómago se cierra y el reloj comienza la cuenta atrás. Revisa y pon en práctica los siguientes puntos. Después de hacerlo verás que vas a sentir que controlas más la situación y que será más difícil que los nervios te traicionen.

  • Si tomaste tu tiempo en preparar un buen currículum y carta de presentación como te recomendamos en anteriores posts, habrás aprendido mucho de ti mismo y mucho también de lo que busca el empleador. Esa persona ha decidido que tú seas uno de los entrevistados de entre una buena cantidad de candidatos. Es más, quiere que tú seas la persona que busca, no desea pasar la vida buscando. Esto juega de tu parte así que primero de todo: tranquilidad.
  • Sí, la cruz de la moneda es que la entrevista determinará si te ofrecen o no el trabajo. Excelentes candidatos sobre el papel tienen dificultades para impresionar y convencer cara a cara. No te alarmes porque esto puede trabajarse. Los puntos siguientes te ayudarán.
  • Cuando envíes un currículum, nunca olvides imprimir la descripción del puesto. Muchas veces las organizaciones dan de baja o eliminan las ofertas de empleo cuando tienen suficientes candidatos. Es entonces cuando recibes la llamada, quieres revisar de nuevo el anuncio y ¡sorpresa!, ya no está visible en la web. Además, no nos acordamos bien de los requisitos.
  • Con la descripción del puesto delante, determina qué cualidades son más relevantes. Normalmente suelen estar listadas primero o bien, se mencionan varias veces a lo largo de la descripción. Cuatro o cinco de estos puntos, te servirán para poder centrar tu discurso hacia lo que el empleador está buscando.
  • Estudia bien la organización y su misión a través de su web, folletos, informes o materiales. La misión es la pieza clave que da sentido a la organización. Asegúrate de demostrar tu conocimiento y entendimiento de la misma.
  • Haz dos listas. Primera, ¿cuáles son las habilidades y experiencia que claramente conectan con la descripción del puesto?. Segunda, ¿cuáles son las claras diferencias entre los requisitos del puesto y tus habilidades?. Siempre vas a encontrar vacíos que no podrás cubrir, pero también ésta es la oportunidad para destacar aquellas cualidades que encajan o pueden ser perfectamente transferibles al puesto ofrecido.
  • Preguntas frecuentes… Todo el tiempo que pases preparando estas respuestas de manera concisa no será tiempo perdido. Evitará que te quedes en blanco. Aquí van unas cuantas, aunque podrás encontrar muchas en Internet: Cuéntame algo sobre ti, ¿qué sabes sobre nuestra organización?, ¿por qué te interesa este puesto en particular?, ¿por qué deberíamos contratarte a ti en lugar de a otro candidato?, ¿hay algún punto sobre el que no te sientas cómodo o suficientemente preparado?, ¿cuáles son tus fortalezas?, ¿y tus debilidades?, ¿tienes experiencia dirigiendo personas?… Recuerda, trabaja para que las lagunas o preguntas conflictivas se conviertan en una oportunidad para vender tu capacidad de enfrentarte a cualquier desafío.
  • Importante: es posible que el entrevistador al final quiera saber si tienes alguna pregunta. Ten siempre algo preparado. Es una forma más de demostrar tu grado de interés, tu inquietud por saber más y por encontrar la forma de hacerles ver que en ti tienen al candidato que buscan.
  • A menos que la organización mencione lo contrario, viste de forma profesional. El hecho de que en muchas ONGs se vista de una de manera más informal, no te da licencia para presentarte en vaqueros y camiseta. Además, cuida el perfume. Que no sea tan fuerte que te recuerden por él. Nunca se sabe si estás usando el mismo que el de la ex o el ex del entrevistador.
  • ¡No dejes las cosas para el último minuto!. La noche de antes, asegúrate que tienes todo lo que no quieres olvidar antes de salir camino de la entrevista: dirección y teléfono de contacto, nombre de la persona que te entrevistará, copias adicionales de tu currículum, referencias en caso de que puedan pedírtelas o material que pudiera ser valioso para probar tus habilidades o logros en el pasado. Un último punto: no olvides silenciar tu teléfono antes de entrar a la entrevista.

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

[Esta entrada apareció publicada en la antigua versión de Idealistas; cualquier enlace roto es resultado de haber lanzado una nueva versión de nuestra web en otoño de 2010.]


____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.