Buscar

Tu trabajo no acaba cuando encuentras trabajo

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Una señal en la calle que dice Thank You (Gracias)

Sí, te preguntas si es real y aún estás digiriendo la noticia pero en efecto: eres el candidato elegido para ocupar ese trabajo en una ONG con el que llevas tanto tiempo soñando. Adiós a mirar cada mañana las ofertas de empleo, a enviar currículums o a ponerte nervioso con cada entrevista. ¿Adiós?, ¿eso piensas?, pues piénsalo dos veces porque cierto es que en este punto es fácil y tentador dejar tu currículum a un lado, no pensar más en tu red de contactos y olvidarte de todas las estrategias que te llevaron hasta aquí con éxito, sin embargo te recomendamos que sigas poniendo un poco de esfuerzo en mantenerte alerta. En los siguientes puntos entenderás por qué.

  • Acuérdate de aquellos que hasta que llegaste a conseguir este trabajo te ayudaron. Acuérdate de tus contactos, gente que te aconsejó, que te clarificó el terreno por el que debías moverte cuando estabas perdido… Vuelve a contactarles, hazles partícipes de las buenas noticias, agradece su aportación y busca formas para colaborar con ellos en el futuro.
  • No olvides el valor de una red. No pierdas la que ya tienes y continúa alimentándola con nuevos contactos y colaboraciones a medida que vas creciendo en el desarrollo de tu nuevo empleo.
  • Toma nota de tus logros cuando estos suceden. Es más fácil describirlos cada vez que se da el caso que hacerlo cuando tienes que echar la vista atrás meses o incluso años más tarde. Los procesos de revisión periódicos en tu trabajo, son buenos momentos para una vez determinados formalmente tus logos, los vayas recopilando y hagas seguimiento de ellos.
  • No dejes guardado tu currículum en un cajón hasta que otra oportunidad llame a tu puerta. A menudo esto significa que cuando necesites actualizarlo, ha pasado tanto tiempo que tienes que empezar de cero. Tómate un tiempo una vez al año para reelaborar y actualizar tu currículum. De esta manera no habrá agobios de última hora cuando de pronto necesites enviar un currículum de forma urgente para una buena oportunidad.
  • Mantén la puerta de tus oportunidades abierta, y hazlo una vez más a través de tu red de contactos. Al igual que tú deberías compartir oportunidades con otros, tu red hará lo mismo contigo.
  • Periódicamente tómate un tiempo para revisar tu situación personal, tus intereses, nuevas circunstancias o grado de satisfacción. Dejarse llevar es fácil pero una autoevalución personal es necesaria para estar seguro que nuestras elecciones profesionales y personales, así como las metas que perseguimos, aún encajan con quiénes somos y con quiénes aspiramos a ser.

Si eres capaz de encontrar el tiempo y hacer el esfuerzo de trabajar los puntos anteriores, te asegurarás que siempre te sentirás listo para iniciar la búsqueda o apostar por otra oportunidad cuando esta de repente se presente. Hasta ahora, ¿cuidabas alguno de estos puntos después de conseguir un empleo?, ¿crees que tienen sentido?. Esperamos como siempre tus comentarios.

Este post forma parte de la serie Trabajando en el Tercer Sector. Si estás buscando oportunidades en el mundo de las ONGs te ayudamos a definir mejor lo que de verdad quieres hacer, te damos las pautas para que tu búsqueda sea exitosa y compartimos información de primera mano sobre el mundo de las organizaciones sin fines de lucro.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Elena Martín imagen de perfil

Elena Martín

Redactora y editora del blog de Idealistas.org. Modero la comunidad de usuarios de sitio en español y trabajo para hacer de Idealistas.org la web de referencia para todos los que quieren aportar su granito de arena al cambio.