Buscar

Cristina y Manuel

El 16 de abril de 2016, ocurrió el terremoto más destructivo en la historia reciente del Ecuador, afectando principalmente a los más pobres de las provincias costeras. Miles de familias perdieron sus casas de la noche a la mañana.

Cristina La Torre y su familia tenían un terreno en una de las zonas más golpeadas. Cuando viajaron para verificar la situación de las comunidades cercanas se dieron cuenta de la magnitud de las consecuencias del terremoto y de la enorme pobreza.

En ese momento, Cristina y su esposo Manuel toman la decisión de dar una respuesta a la urgente necesidad de dotar a los damnificados de un techo digno y hacerlo de manera rápida y con bajo costo. Así es como surge CAEMBA: CAsitas EMergentes de BAmbú.

Toda una red de amigos y conocidos decidieron apoyar y realizar donaciones. “Los líderes barriales entregaban nómina de las familias de mayor necesidad y se les ayudaba a construir las casas de bambú“, cuenta Cristina. CAEMBA, ha logrado construir 315 albergues emergentes y más de 350 casas permanentes, así como centros comunitarios y escuelas.

Cuando devuelves la dignidad a la gente

Desde entonces, Cristina y Manuel, no han dejado de lado esta labor e inclusive han asumido grandes desafíos como fue entrar en uno de los barrios más peligrosos y marginales del país, Nueva Esperanza. “A este barrio nadie entra por los niveles de violencia y delincuencia“, nos dice Cristina. “Justamente por eso es que quisimos entrar, para demostrar que se podía transformar a la gente y a todo un barrio . Y comprobamos nuestra hipótesis, hemos logrado entregar dignidad a la gente y hemos visto una hermosa transformación“. Llegaron a un acuerdo con el Municipio para que continúe invirtiendo en obras básicas a cambio de que CAEMBA siga con la construcción de casas en el barrio. “Al construir las casas, le devuelves a la gente la dignidad, la seguridad y un buen espacio para el crecimiento de sus hijos, pero siguen siendo pobres” cuenta Cristina. “Y de ahí nace una nueva idea, la de la Casa de Emprendimiento de la Mujer” donde se les ofrece cursos para que las mujeres aprendan oficios. “La misma idea tenemos para hacerlo con los hombres. Estamos buscando financiamiento para continuar ofreciendo cursos para que ellos y ellas puedan desarrollar pequeños negocios y así reactivar económicamente al barrio. Volverlo un lugar más seguro donde los comercios quieran invertir“.

Foto del Archivo de CAEMBA
Foto del Archivo de CAEMBA

Hoy CAEMBA tiene como misión convertirse en una solución económicamente viable, ecológicamente sustentable y arquitectónicamente innovadora, para erradicar la vivienda precaria en el Ecuador.

Los desafíos de la pandemia

La intensa labor que venía desarrollando CAEMBA se volvió aún más compleja con la crisis por la pandemia. Ya no solo era importante continuar ofreciendo un techo sino que se volvió indispensable ayudar a las familias a quedarse en casa y para ello, para ello es indipensable ofrecer kits de insumos básicos.

Fundación Raíz Ecuador nace de la necesidad de institucionalizar los esfuerzos de CAEMBA y así ampliar su alcance: promover la conservación de la naturaleza, la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, la educación incluyente y el apoyo a grupos humanos vulnerables.

Desde el inicio de la pandemia, Fundación Raíz se ha volcado a ofrecer ayuda. Han logrado entregar más de 11.159 kits y, debido a la extensión del confinamiento en casa que volvió más precaria la situación de muchas familias, decidieron extender la ayuda a otras zonas del país. 

Foto de Archivo de Fundación Raíz
Foto de Archivo de Fundación Raíz

La actual pandemia presenta claramente grandes desafíos y la Fundación Raíz necesita poder continuar entregando casas y kits de alimentos durante el Covid-19 que ayuden a satisfacer las necesidades de las familias más vulnerables. Gracias a una alianza con la iniciativa «Por Todos», han logrado incrementar la cobertura, inclusive hacia comunidades en la Amazonía que necesitan mucha ayuda.

“Esto se realiza en el marco del Distanciamiento Social Asistido, que tiene como objetivo preservar la salud y vida de los más vulnerables: las personas de la tercera edad, los abuelitos que conservan la tradición cultural milenaria de estas nacionalidades indígenas y que conocen sobre el uso de plantas medicinales, la ecología del bosque amazónico, la cosmovisión ancestral y otros saberes milenarios”.

La transición por la crisis

En esta pandemia, el mayor desafío ha sido la transición de hacer casas con CAEMBA a entregar alimentos. Esta transición ha sido muy fuerte. Estábamos con la construcción de casas, avanzando muy rápido con ésto, con donaciones y voluntarios muy activos. Y luego tener que pasar a encerrarnos, coordinar desde lejos la entrega de kits. Por suerte tenemos una red local de personas de confianza quienes nos dieron una mano entregando los kits“, Cristina nos cuenta. Un desafío grande ha sido educar a las personas sobre cómo mantener la higiene de manos, el distanciamiento y la importancia de quedarse en casa. Otro aprendizaje fue aprender a confiar en los líderes comunitarios y asegurar que se entreguen los kits a quienes más lo necesiten”. Los líderes de cada comunidad identifican a las familias más vulnerables y se realiza una georeferenciación para entregar kits .

En el marco de la campaña “Yo me quedo en casa con tu ayuda”, Fundación Raíz continúa asumiendo el desafío de proteger a la gente, ayudándoles a hacerse las pruebas de Covid-19 para monitorear los casos y apoyarlos en la prevención. Al entregarles insumos básicos, en coordinación con Por Todos, se ha logrado ofrecer ayuda para que las familias más vulnerables logren quedarse en casa y evitar más contagios.

Este es un ejemplo de una organización social que ha mostrado su capacidad de resiliencia y adaptabilidad a las nuevas necesidades de la población a la que atiende. Esto solo es posible con personas con un enorme compromiso y sentido de servicio, como Cristina y todos quienes hacen CAEMBA y la Fundación Raíz. Tengo una enorme pasión por lo que hacemos, me siento bendecida porque la vida me haya escogido como herramienta para la ayuda humanitaria que ofrecemos”, nos dice Cristina.

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blog de Idealistas.

Mari Velasco

Coordinadora de Idealist para Iberoamérica. Me encargo de dar soporte a nuestros usuarios y organizaciones en la región, además de alimentar con contenidos útiles al sitio de Idealist en español y contribuir para potenciar el impacto positivo de organizaciones e iniciativas solidarias.